UGT denuncia tres nóminas no abonadas e impagos en las liquidaciones de los eventuales en CLAROS, que presta la ayuda a domicilio en Motril

20/02/2017 |

Desde la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Granada, se quiere denunciar, una vez más, que continúan los impagos de las nóminas a las 70 trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio de Motril, prestado por la empresa CLAROS, en concreto las dos pagas correspondientes a diciembre  de 2016 (la ordinaria y la extra), a la que ahora se suma la del mes de enero, y a pesar de que se tiene constancia de que el Ayuntamiento de Motril  ya ingresó el dinero del servicio a la empresa. Asimismo, desde UGT se denuncia que tampoco a las trabajadoras eventuales de la empresa, que ya han finalizado su contrato, se les ha abonado su liquidación correspondiente.

Como se recuerda desde el Sindicato, esta situación de impagos, y cobros irregulares lleva arrastrándose ocho años, pese a lo cual, en su momento, el Ayuntamiento de Motril renovó a esta empresa la concesión del servicio público. Ahora, sin embargo, la plantilla muestra su incertidumbre, ya queeconómicamente no pueden permitirse el ir acumulando atrasos,  señalando la obligación de Claros de abonar los salarios  siempre antes del día 5 del mes siguiente, tal y como está regulado en el VI Convenio de la Dependencia.

Y es que, como denuncia UGT, Claros se ha "acostumbrado" a que sean las propios trabajadoras con sus salarios las que financien la empresa, en vez de acudir a una entidad bancaria que le conceda una póliza de crédito.

Las irregularidades en el abono de los salarios empezaron hace ocho años, lo que hace insostenible la situación de muchas de estas trabajadoras, dado que en la mayoría de los casos su sueldo es el único ingreso familiar. Incluso, algunas de las afectadas se han encontrado en estos años con la posibilidad de perder su vivienda, porque no hay banco que perdone varios meses de hipoteca, con la salvedad de que todos los trabajadores han seguido realizando su trabajo sin percibir un sueldo.

Por ello, UGT exige una vez más responsabilidad y cumplimiento de la ley a la empresa,  y que abone la totalidad de los pagos de salarios de las trabajadoras, y las correspondientes liquidaciones de las eventuales, con el fin de no llegar a convocar movilizaciones ni encierros como se vinieron realizando en años anteriores. Igualmente, desde el Sindicato se exige que esta penosa situación se resuelva a la mayor brevedad posible y que no se vuelva a repetir.