UGT espera que la patronal de la Hostelería recapacite y se abra una nueva etapa en la negociación del Convenio Colectivo

11/04/2017 |

Tras la manifestación de los trabajadores del sector de la Hostelería en Granada, celebrada el pasado sábado, 8 de abril, UGT espera que la patronal de sector entienda que es necesario un acercamiento de posturas, que permita  alcanzar de una vez por todas la paz social y ponga fin a un conflicto laboral de años, que afecta a 14.000 trabajadores en nuestra provincia.

Miguel Ángel Prieto, responsable del sector de la Hostelería de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT Granada, tras anunciar que la próxima reunión para negociar un Convenio Colectivo de la Hostelería en Granada será el próximo 27 de abril en la sede de la patronal del sector, opina que  para llegar a ese acercamiento, los empresarios debe abandonar su pretensión de bajar los salarios y recortar los derechos laborales de unos trabajadores que sufren en  muchos casos una precariedad laboral extrema, y ven como ni siquiera se aplica el Convenio vigente en la actualidad.

El representante de UGT recuerda además, que en el sector de la Hostelería se está produciendo una externalización de los servicios, es decir, se  sustituyen las plantillas de los propios establecimientos por empresas multiservicios, a  cuyos trabajadores y trabajadoras no se les aplica ni siquiera el Convenio de la Hostelería, con unas condiciones salariales y laborales aún más devaluadas. Por ello, Prieto (UGT) reivindica  una vez más que hay que apostar por que el Convenio Provincial de Hostelería se aplique a todo el mundo que trabaje en un hotel, sea de la empresa que sea, e incluir la limitación de las actividades que no pueden ser subcontratadas.

Por último, el representante de UGT ha querido agradecer su participación a todos los asistentes a la manifestación, así como a todos los sindicatos,  entidades  y partidos políticos que  la apoyaron, valorado positivamente  que en la marcha  del pasado sábado se pudieron ver “muchos colores”, pero todos ellos con una finalidad  común, que es que los trabajadores de este sector, vital para la economía de la provincia de Granada, disfruten de un Convenio Colectivo digno.