Noticias >

UGT estima que uno de cada tres pensionistas granadinos cobra al mes 600€ o menos

02/06/2017 |

La Unión de Jubilados y Pensionistas (UJP) de UGT Granada ha presentado hoy una campaña bajo el lema  "Defender las pensiones es cosa de todos. Por un sistema de pensiones público y sostenible", para concienciar a toda la sociedad del problema del recorte de las pensiones. En la provincia de Granada hay en la actualidad 183.816 pensionistas, que cobran una pensión media de 773,06€/mes. De ellos, alrededor de un 32% cobra menos de 600€ al mes, un 48% cobra entre 600 y 1.000€, un 12% cobra entre 1.000 y 1.500€, y sólo un 8% de los pensionistas granadinos cobran más 1.500€ al mes.

José Luis Morales, Secretario General de la Unión de Jubilados y Pensionistas (UJP) de UGT Granada, considera que el problema de las pensiones no es un problema de gasto sino de ingresos, debido al desequilibrio financiero de la Seguridad Social, por lo que opina que la ciudadanía no va a consentir ningún nuevo recorte,  ya que  en nuestro país se gasta mucho menos en pensiones que los países de nuestro entorno. Por ello, el representante de UGT recalca que se hace urgente y necesario buscar vías alternativas de financiación, sin descartar la vía de los impuestos. La reforma del 2013 de las pensiones ha hecho que nuestros pensionistas tengan una subida de sólo un 0,25 por ciento, inferior a la subida del IPC: ¿Cómo es posible, se pregunta el ugetista, que pierda poder adquisitivo una persona que cobra una pensión después de estar toda su vida trabajando? Más teniendo en cuenta que a veces la pensión es la única fuente de ingresos que tienen muchas familias.

 

Además, según el representante de UGT, la recuperación del empleo no aumenta la recaudación. Esto viene a confirmar que las reformas laborales y sus consecuencias sobre el mercado de trabajo, con un fuerte crecimiento de la contratación a tiempo temporal y parcial,  también están influyendo sobre el futuro de las pensiones. Y esto, unido a la bajada o congelación de salarios  y al bloqueo de la negociación colectiva, hace muy difícil aumentar los ingresos.

Por ello, el ugetista considera fundamental la derogación de la reforma laboral,  que prima el despido sobre otros ajustes y genera la depresión y la devaluación de los salarios o medidas de incidencia inmediata sobre los ingresos como la eliminación de subvenciones con cargo a la Seguridad Social, y levantar los topes de cotización.

Morales (UJP) reclama  también recuperar las subidas con referencia al IPC, recuperar el contrato de relevo a los 60 años y derogar la reforma de pensiones de 2013 que, a partir de 2019, rebajará las cuantías hasta en un 25%, por medio del "índice de revalorización de pensiones" y del "factor de sostenibilidad" que el PP aprobó para recortar las pensiones.

Pero sobre todo, el representante de UGT apuesta por la vuelta al pacto de Toledo, y se muestra contrario a cualquier tipo de privatización del sistema de pensiones,  oponiéndose frontalmente a la ruptura del sistema, es decir financiar solo con impuestos las pensiones de viudedad orfandad y familiares, por lo que muestra su preocupación por el futuro de las pensiones.