UGT firma una subida salarial del 1,6% en 2017 para los 3.000 trabajadores y trabajadoras de la Dependencia y Ayuda a Domicilio en Granada

27/03/2017 |

Imagen noticia

La Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT ha firmado a nivel nacional las tablas salariales del VI Convenio de Servicios de Atención a las Personas en situación de Dependencia y Promoción de la Autonomía Personal, que en la provincia de Granada beneficia a unos 3.000 trabajadores y trabajadoras del sector de la Dependencia, Ayuda a Domicilio y Teleasistencia. Estos trabajadores y trabajadoras van disfrutar de un incremento salarial del 1,6% en todos sus conceptos retributivos de forma retroactiva desde el 1 de enero de 2017.

No obstante, tras mostrar su satisfacción por este acuerdo, que será ratificado  hoy lunes, 27 de marzo en el SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje), desde UGT se explica que la negociación del convenio colectivo nacional de trabajadores de la dependencia lleva bloqueada dos años, y los empleados, hasta la firma de estas tablas salariales, han  estado con el sueldo congelado desde 2013. El Sindicato ha achacado este atasco a la propuesta de la patronal del sector a que las plantillas asuman más tareas de las que les corresponden.

 

UGT ha asegurado que estas plantillas ya se están enfrentando a grandes cargas de trabajo: en las residencias, como media tienen que levantar entre seis y siete usuarios en una hora, lo que supone tener que asear y vestir entre a personas que son dependientes en ocho o diez minutos, muchos de ellos van en silla de ruedas o tienen movilidad reducida. Y respecto a la asistencia en los domicilios particulares, los trabajadores de la Ayuda a Domicilio también sufren una temporalidad y una precariedad elevados, siendo pocos los trabajadores que cuentan con contratos de 39 horas semanales. Esto también tiene consecuencias entre los usuarios y usuarias atendidas.

 

Por último, el Sindicato seguirá trabajando para defender los derechos sociolaborales de este colectivo de trabajadores y trabajadoras, que garanticen  la dignidad en el trabajo y una prestación de este servicio público en condiciones de calidad para los usuarios y usuarias.