UGT pone en marcha una campaña de Prevención de Riesgos Laborales para trabajadoras/es de la Ayuda a Domicilio de la provincia de Granada

08/11/2017 |

Imagen noticia

Desde el Sector de Salud, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Granada, se ha puesto en marcha una campaña dirigida a los aproximadamente 3.000 trabajadores y trabajadoras de la Ayuda a Domicilio en la provincia de Granada, para analizar la situación de indefensión en la que se encuentran estos trabajadores, ya que, debido a la inviolabilidad del domicilio particular de los usuarios/as, no es posible en la práctica ni siquiera que cuenten con evaluaciones de riesgos de sus puestos de trabajo para prevenir accidentes laborales. En concreto, en una primara fase, se ha elaborado un pequeño cuestionariopara recoger de manera sencilla y anónima las diferentes situaciones de estas trabajadoras y trabajadores.

Lola Ocaña, Secretaria del Sector de Dependencia de FeSP-UGT Granada, detalla que la situación general laboral del sector es de precariedad laboral absoluta, ya que  los trabajadores y trabajadoras no cuentan ni tan siquiera, con evaluaciones de riesgos de sus puestos de trabajo para prevenir este tipo de accidentes. Se trata de los domicilios de los usuarios, por lo que es difícil por la cantidad de puestos de trabajo a evaluar y por ser, además, necesaria la autorización de los mismos usuarios, dado que son domicilios particulares.

Además, explica Ocaña (UGT), las trabajadoras deberían contar con algún sistema que les permitiera pedir socorro en cualquier momento y lugar, ya que se encuentran solas la mayor parte del tiempo en su puesto. Por lo que solicita, que se estudie la situación de estas trabajadoras y se tomen las medidas en materia de prevención de accidentes, también en domicilios.

La dirigente sindical, denuncia  además el estrés que soportan las personas trabajadoras de la ayuda a domicilio, al solaparse en múltiples ocasiones los horarios que tienen asignados de atención a los usuarios. Al tratar con personas no pueden limitarse  al tiempo mínimo fijado para el servicio puesto por las empresas.

Por último, recuerda que UGT ha denunciado en numerosas ocasiones la precaridad laboral de este colectivo y ha reclamado, por un lado más formación en prevención de riesgos laborales de las trabajadoras, y por otro, una mayor implicación en esta materia de las administraciones y empresas afectadas, dada la dificultad para realizar su trabajo en domicilios particulares.