UGT suscribe en Granada el Pacto Andaluz por la Industria

17/02/2017 |

Imagen noticia

El Secretario General de UGT Granada, Juan Fco. Martín, ha participado este viernes en la presentación en Granada del Pacto Andaluz por la Industria, suscrito el pasado mes de enero por la Junta de Andalucía junto con UGT-A, CCOO-A y la CEA. Como recuerda el representante de UGT, este Pacto tiene entre sus objetivos la movilización de 8.000 millones de euros en toda la Comunidad Autónoma, y la recuperación de los niveles de empleo en este sector previos a la crisis, ya que apostar por la industria es apostar por el crecimiento económico y la creación de empleo en Granada, y más en un sector con 25.100 trabajadores en la actualidad en nuestra provincia, que sólo suponen el 7,9% del total de ocupados, y en el que se han destruido 5.600 empleos desde 2008.

 

Para el secretario provincial de UGT, hay que realizar un proceso de generación de empleo de calidad a través de un Plan Específico de Empleo Industrial, basado en el fortalecimiento de la negociación colectiva, en la mejora de las condiciones laborales, donde se tenga en cuenta las particularidades del sector y que propicie un importante incremento de las retribuciones salariales de los trabajadores, capaz de hacer mejorar el poder adquisitivo y las condiciones generales de vida del conjunto de la ciudadanía.

 

Para el ugetista, la firma de este importante Pacto es un paso más para trabajar de forma coordinada y consensuada por el desarrollo industrial de nuestra provincia, ya que sin industria no hay crecimiento ni puestos de trabajo. Recuerda también la continua reivindicación del Sindicato sobre el necesario cambio de modelo productivo, con un desarrollo industrial moderno, basado en la innovación, en la excelencia empresarial y en el empleo de calidad. Durante décadas, detalla Martín (UGT), la industria granadina ha padecido una serie de debilidades históricas que, en mayor o menor medida han dificultado la mayor implantación: débil utilización de las inversiones extranjeras; el no aprovechamiento de las economías de escala y el reducido tamaño de las empresas (más del 95% de las mismas tienen menos de 10 trabajadores) o la ausencia de infraestructuras adaptadas a las necesidades del sector.

 

Por ello, concluye afirmando que este Pacto va a servir para que,  sin dejar de apostar por las actividades más tradicionales como la propia agroindustria,  se instalen en la provincia  nuevas actividades industriales que afiancen el sector, que supongan una clara apuesta por la innovación, que sirvan para mejorar el grado de competitividad del mismo, y que creen empleo de calidad.