UGT y CCOO denuncian que la discriminación en el trabajo pone en peligro la salud y seguridad laboral

28/04/2017 |

Imagen noticia

Con motivo de la celebración, hoy 28 de abril, del Día Internacional de la Salud y Seguridad en el Trabajo, CCOO y UGT de Granada han realizado una concentración de delegados/as de ambos Sindicatos, bajo el lema "La discriminación en el trabajo pone en peligro la Salud y Seguridad de todas las personas trabajadoras". El año, 2016 se saldó con un total de 6.362 accidentes laborales con baja en la jornada de trabajo (17,4 al día), frente a los 6.121 de 2015. Atendiendo a la gravedad del accidente, aumentan los leves en un 4% (6.277 en 2016, mientras que en 2015 hubo 6.033),  y los mortales en un 6,6% (de 6 en 2015 a 7 en 2016), habiendo disminuido los graves en un 4,8% (78 en 2016 frente a 82 en 2015).Respecto al primer trimestre de 2017, se ha incrementado la siniestralidad laboral respecto al año pasado, con 1.790 accidentes laborales (1.677 en el mismo periodo de 2016), de los cuales 1.765 han sido leves, 21 graves, y 4 mortales (aunque si incluimos abril, esta cifra se eleva a 5).

Para ver fotos de la contrentración, haz clic aquí

Para leer el manifiesto, haz clic aquí

Al término de la concentración, José Antonio Enríquez, responsable  de Salud Laboral de UGT Granada ha señalado que para acabar con la siniestralidad laboral hay que cumplir las leyes, sin olvidar la calidad del empleo. Y es que en su opinión, el origen de la siniestralidad laboral se encuentra en el uso abusivo de la subcontratación, la temporalidad y la estacionalidad, en una palabra: la precariedad.  Esta precariedad, afirma Nievas (UGT) ha supuesto el aumento de la siniestralidad laboral desde la aprobación de la Reforma Laboral de 2012, el aumento de las desigualdadeslaborales, también en términos de salud laboral, y el ocultamiento flagrante de las enfermedades laborales,entre otras perniciosas consecuencias.

Así, el ugetista recuerda las terribles consecuencias que pueden tener para la salud laboral y la propia vida, la tentación de los empresarios de considerar las medidas de prevención de riesgos laborales como un gasto que merma sus beneficios, en vez de como una inversión que debe ser prioritaria en los centros de trabajo. La solución, a juicio del representante sindical, pasa por cumplir con lo que la Ley dispone en materia de prevención de riesgos laborales, pero también es necesaria una verdadera integración de la prevención en la empresa, mediante el compromiso real del empresario, la coordinación de actividades preventivas y el refuerzo de la participación de los trabajadores en materia de seguridad y salud.