UGT y CCOO lamentan el accidente laboral que se ha cobrado la vida de un trabajador del INFOCA y piden al Gobierno coeficientes reductores para la jubilación de este colectivo

01/03/2017 |

Imagen noticia

Delegadas y delegados de UGT y CCOO Granada se han concentrado esta mañana frente al edificio sindical para condenar la muerte, por accidente laboral, de un trabajador de la Agencia de Medio Ambiente y Agua perteneciente al INFOCA el pasado viernes, al precipitarse el vehículo que conducía por un barranco una vez finalizada su jornada laboral.

Para ver imágenes de la concentración, haz clic aquí

Ángel Morales, de UGT y Presidente del Comité de Empresa de la Agencia de Medio ambiente y Agua (AMAYA), en la que se encuadra el dispositivo INFOCA, señala que el accidente que el pasado viernes 24  de febrero se llevó la vida del trabajador está en proceso de investigación, pero todo indica que tuvo carácter fortuito. El accidente se produjo al salirse el vehículo de la pista forestal por la que circulaban el fallecido y su hermano Antonio que resultó ileso, recuerda el ugetista.  Asimismo Morales (UGT) quiere aclarar que no existen indicios de que el vehículo estuviera en mal estado como se ha publicado en algún medio de forma errónea, ya que en ningún momento se ha puesto en duda el estado del vehículo. El representante de UGT apunta también que al  trabajador fallecido le restaban tan sólo dos meses para jubilarse.

Desde UGT se iniciaron hace tres años los trámites para el reconocimiento de coeficientes reductores a la edad de jubilación del colectivo de trabajadores del INFOCA,  explica el Presidente del Comité de Empresa de AMAYA, ya que actualmente la edad de jubilación es la misma que para cualquier otra actividad profesional y sin embargo, afirma,  la propia actividad de prevención y extinción de incendios forestales tiene una elevada siniestralidad y las condiciones laborales presentan una dureza que impiden que los trabajadores lleguen a la edad de jubilación en sus puestos habituales, teniendo que ser reubicados en otras actividades.  Aún así, concluye el representante de UGT, seguimos teniendo que lamentar el fallecimiento de trabajadores que por su edad no deberían estar haciendo trabajos selvícolas de prevención de incendios,  que tienen una gran exigencia física y presentan numerosos riesgos.