Aunque las rebajas “recortan” los precios en julio, sigue siendo imprescindible que suban los salarios en Granada

Aunque las rebajas "recortan" los precios en julio, sigue siendo imprescindible que suban los salarios en Granada

14/08/2018 |

Imagen noticia

En julio de 2018, el IPC ha bajado un 1,1% en Granada,  efecto de las rebajas, frente al descenso del 1% en julio de 2017. Los grupos de bienes y servicios que más han bajado sus precios respecto al mes pasado han sidoVestido y calzado ( -14,8) y Alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,7), mientras que ha subido el precio enOcio y cultura (1) y Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles(0,8). Respecto a la variación anual el IPC se sitúa en el 2,6%, mientras que para el mismo periodo, pero en 2017, aumentó un 1,3%. Destaca la subida de precios en Transporte (5,7) y  Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles(3,6) mientras que ha bajado el precio de Sanidad (-0,3) y Ocio y cultura (-0,2) . Por otra parte, en lo que llevamos de año, los precios se han quedado en el 0,1% (mientras que en el mismo periodo del año pasado bajaron un -1,1%) siendo los productos que más se han abaratado Vestido y calzado (-17,2)y Sanidad(-0,6) y los que más han subido sus precios, Restaurantes y Hoteles, y Comunicaciones (ambos con 3,3), y Transporte (2,9).

Ante los datos de IPC correspondientes al mes de julio en la provincia de Granada, publicados hoy, Juan Francisco Martín, Secretario General de UGT Granada, considera que la bajada de los precios en este mes es la esperada, debido a las rebajas. Sin embargo, no cree que suponga un gran respiro para las economías domesticas, ya que  bajan los salarios reales, acentuado además por la mala calidad de los empleos creados.  Este descenso de los salarios, en una fase económica expansiva, es a su juicio ilógico e irracional, además de muy injusto, y puede dar al traste con la recuperación.

Por eso, el representante de UGT afirma que es imprescindible la aplicación del acuerdo salarial alcanzado en el IV AENC, que debe empezar a dar sus frutos cuanto antes, para que los salarios vayan recuperando paulatinamente la pérdida de poder adquisitivo acumulada. Un acuerdo, recuerda Martín (UGT), que supondrá en su traslación a los convenios colectivos aumentos salariales de hasta un 3%, que permitan ganancias de poder adquisitivo, y que establece el incremento de los salarios mínimos de convenio a 14.000 euros al año en 2020, con un reparto de la riqueza más equitativo.

Así, el ugetista pide responsabilidad a la patronal granadina en la aplicación del acuerdo, debiendo asumir esta el compromiso adquirido, ya que es convenio a convenio, y para su éxito es necesario que se trasladen estos criterios a las mesas de negociación por parte de las organizaciones firmantes.

También, concluye el máximo representante de UGT en nuestra provincia, hay que actuar en estas y otras materias, porque la calidad del empleo debe mejorar y porque hay que avanzar en la reducción de la desigualdad y la pobreza, lo que requiere no solo una mejor distribución primaria de la renta, sino también actuar en ingresos y gastos públicos que garanticen una mejor redistribución de la riqueza.