La crisis y las reformas laborales han dejado como herencia la precariedad en Granada

La crisis y las reformas laborales han dejado como herencia la precariedad en Granada

04/02/2019 |

Imagen noticia

En Granada, en enero de 2019, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 82.895 personas, 2.586 másque el mes pasado (3,22%), aunque hay 2.516 personas inscritas en paro menos que hace un año (85.411), cuando aumentó el desempleo en 2.054personas. En el análisis por sectores, ha descendido en  construcción (-356) y colectivo sin empleo anterior (-89), habiendo subido en industria (102), agricultura (675), y servicios (2.272). En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 54.283 contratos, 5.329 más que en el mismo mes del año 2018 (48.954). Del total de contratos de enero, 51.269 han sido temporales, un 94,45%.

Juan Francisco Martín, Sº General de UGT Granada, recuerda que enero es tradicionalmente un mal mes para el empleo por el final de la campaña de Navidad, y este año no ha sido una excepción.  Para UGT, estos datos corroboran que la recuperación económica en nuestra provincia se debe analizar teniendo en cuenta la estacionalidad estructural de muestro mercado de trabajo.

Respecto a la contratación realizada,  el representante de UGT señala que se trata, una vez más, de empleo con altas dosis de precariedad, de temporalidad  y de parcialidad involuntaria,  situación que afecta más a las mujeres que a los hombres. Asimismo, explica el ugetista, se sigue observando precariedad en el desempleo, con una persistencia del paro de muy larga duración, una tasa de cobertura insuficiente y unas políticas de empleo hasta ahora ineficaces a la hora de mejorar la empleabilidad de las personas.

Con los datos en la mano, el representante de UGT denuncia que la crisis y las reformas laborales han dejado como herencia una precarización del mercado laboral y de los derechos de los trabajadores, produciendo altas dosis de desigualdad, hasta situar a la cuarta parte de la población en riesgo de pobreza o exclusión social.

Desde el Sindicato, apunta, se apuesta por un profundo cambio del modelo productivo, provicnial de forma que a partir de la industria, la innovación y la modernización de los  sectores más tradicionales se fortalezca  la economía y se mejore la calidad del empleo generado en Granada. La economía granadina no logrará ser social y moderna mientras que  se  sigan registrando los actuales baremos de desigualdad laboral. Hay que erradicar la discriminación laboral a la que, diariamente, tienen que hacer frente, por ejemplo, las trabajadoras y los jóvenes.

Por esta razón, Martín (UGT) considera imprescindible otra política centrada en las personas. Una política que implemente un plan de choque por el empleo que reduzca el desempleo, proteja a las personas vulnerables, que cree empleo de calidad y con derechos y que aumente los salarios de la población, con el fin de lograr una recuperación digna para el conjunto de la sociedad.