La plantilla de Endesa en Granada sigue movilizándose para reclamar mejoras en su Convenio Colectivo

La plantilla de Endesa en Granada sigue movilizándose para reclamar mejoras en su Convenio Colectivo

14/01/2019 |

Imagen noticia

Desde que el pasado mes de junio de 2017, la Dirección de Endesa presentó denuncia del IV Convenio Colectivo Marco de Endesa, la empresa prácticamente no se ha movido de sus planteamientos, atendiendo a las exigencias de los propietarios de la compañía, la italiana ENEL. Por este motivo, la plantilla de Endesa en Granada sigue movilizándose, y ha celebrado una nueva concentración reivindicativa en la Plaza del Carmen de Granada.

Y todo esto, en un marco de excelentes beneficios para la compañía, que, atendiendo a la política establecida por el Consejo de Administración, son repartidos 100% en dividendos. Resultados económicos provenientes principalmente de la reducción de costes, y en gran medida de los costes laborales, y de una reducción drástica y continuada de inversiones, que está provocando la descapitalización y desmantelamiento progresivo de la compañía.

Este mes de diciembre, y con la lesiva regulación laboral actual, finaliza el período de ultraactividad del IV Convenio. Un tiempo que se ha caracterizado por el chantaje continúo de la Dirección a la Representación de los trabajadores.

También finaliza la vigencia del Acuerdo Marco de Garantías y del Acuerdo Voluntario de Salidas, fundamentales para la estabilidad del empleo en ENDESA, oponiéndose la empresa en todo momento a su renovación, a pesar de los anunciados cierres de centros que se producirán en próximas fechas.

Así, la plantilla se está movilizando por un proyecto global de futuro que permita la viabilidad, sostenibilidad y estabilidad de la empresa y que suponga una garantía en el empleo a largo plazo. Por la prórroga del Acuerdos de Garantías y el Acuerdo Voluntario de Salidas. Por un plan de reindustrialización para las comarcas afectadas por los anunciados cierres de centrales debido a la Transición energética. Para doblegar la postura intransigente de la dirección de la empresa en la Comisión negociadora del V Convenio.