UGT reclama asistencia para las personas refugiadas que llegan a la provincia de Granada

UGT reclama asistencia para las personas refugiadas que llegan a la provincia de Granada

20/06/2018 |

Imagen noticia

Delegadas y delegados de UGT Granada se han concentrado este 20 de junio ante la sede sindical para denunciar, con motivo del Día Mundial de las Personas Refugiadas que, hoy más que nunca, valores como la dignidad humana, la libertad, la igualdad y la solidaridad a los que se refiere el preámbulo de la carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, están siendo olvidados y pisoteados. Durante la concentración se ha procedido a la lectura de un manifiesto en el que se ha instado a las Administraciones para que arbitren los mecanismos necesarios para que estas personas encuentren en nuestra ciudad la asistencia integral que necesitan.

Para ver imágenes de la concentraicón, haz clic aquí

En Granada, es cada vez más frecuente la llegada a nuestras costas de personas inmigrantes. Y con la llegada del buen tiempo se prevé que éstas serán más frecuentes. En fechas muy recientes, en la celebración de la festividad del Corpus, 54 personas fueron dejadas en la calle, sin ningún tipo de asistencia. "Debemos recordar que estas personas huyen de la guerra, de la pobreza,la mayoría de ellas sólo están unos días en nuestra ciudad, para seguir su camino al reencuentro con sus familias y con la esperanza de una vida más justa", han explicado. Por ello desde UGT Granada consideramos necesario que Granada se convierta  en una ciudad solidaria, hospitalaria y acoga a estas personas en condiciones dignas.

En el año 2000, la ONU fijó el 20 de Junio como Día Mundial de las Personas Refugiadas. Y pidió a los gobiernos que cumplan con su deber de acogida de las personas que se encuentran en esta situación. Sin embargo, la realidad es que en  2017 más de 3.700 personas perdieron la vida en el Mediterráneo. La búsqueda de rutas más inseguras por parte de las personas refugiadas para llegar a Europa sigue provocando, a día de hoy, víctimas inocentes. Pero no sólo pierden su vida, sino que sufren ejecuciones, torturas, violaciones y todo tipo de abusos en campamentos, gestionados como campos de concentración, por los propios traficantes de seres humanos.

Es la misma Europa que ha apostado por endurecer las medidas contra la migración irregular, pero por más impedimentos que se pongan y más vallas que se tengan que saltar, no van a lograr doblegar la voluntad de las personas que se ven forzadas a abandonar sus lugares de origen, aunque en ese empeño se jueguen su vida. Europa y España  se están convirtiendo en un terreno fértil para discursos xenófobos, para el crecimiento de opciones de extrema derecha, para recortes de libertades y de derechos que se están cebando, otra vez, con los colectivos más débiles y vulnerables.

Desde UGT Granada denunciamos la actitud hipócrita e injusta de la Unión Europea y sus Estados miembros hacia las personas refugiadas con acuerdos que vulneran la legalidad internacional y evidencian su absoluta insensibilidad ante la crisis humanitaria de las personas refugiadas, que arriesgan su vida huyendo de la guerra o de la miseria. Denunciamos la existencia de los CIEs que en vez de lugares humanitarios  de acogida para estas personas se han convertido en cárceles. Estas situaciones no deben repetirse.