Ante el acoso a las trabajadoras de ayuda a domicilio de Pinos Puente, UGT reclama la actuación inmediata del Ayuntamiento

Ante el acoso a las trabajadoras de ayuda a domicilio de Pinos Puente por parte de algunos vecinos, a causa del COVID19, UGT reclama la actuación inmediata del Ayuntamiento

26/11/2020 |

Imagen noticia

El Sindicato denuncia que las trabajadoras de Ayuda a Domicilio de Pinos Puente, servicio externalizado pero responsabilidad del Ayuntamiento de dicha localidad, llevan sufriendo en los últimos días acoso y amenazas de algunos vecinos de la localidad, culpándolas de contagiar el COVD19, hasta el punto de hostigarlas e insultarlas en la vía pública. Desde UGT se reclama de que de forma inmediata el Ayuntamiento de Pinos Puente ponga las medidas necesarias para que estas trabajadoras, del sector sociosanitario y que cuidan a las personas dependientes del municipio, puedan desarrollar su trabajo con normalidad.

El sector de Dependencia y Ayuda a Domicilio de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Granada considera que estas personas que insultan y amenazan a las trabajadoras de la ayuda a domicilio, que es un servicio público esencial, no sólo carecen de solidaridad y  empatíasino que muestran una manifiesta insolidaridad, y se recuerda que este tipo de actitudes no sólo son reprobables, sino denunciables y perseguibles.

Por ello, desde UGT se hace un llamamiento al Consistorio pinero para que, ya sea a través de campañas de sensibilización a la ciudadanía o directamente a través de la Policía Municipal, se proteja a estas trabajadoras de estos vecinos insolidarios e ignorantes, con  comportamientos incívicos e inaceptables, que no se deberían permitir.

El Sindicato califica como un grave desprecio hacia estas profesionales del sector sociosanitario, que en estos momentos de pandemia están arriesgando su salud e incluso su vida para cuidar la de los vecinos más vulnerables de Pinos Puente. Por suerte,  afirman, estamos hablando de una minoría de vecinos, a los que se pide que sean más solidarios y comprensivos con estas trabajadoras para que no sufran un perjuicio añadido a la dificultad de desarrollar su trabajo en plena la crisis sanitaria.

Finalmente, desde UGT se ha mandado un mensaje de ánimo a las trabajadoras víctimas de este repugnante comportamiento, recordando que su impagable labor hacia la ciudadanía más vulnerable está fuera de toda duda y  no quedará empañada por el comportamiento insolidario de una exigua minoría. Y se concluye considerando que actitudes como la descrita, sólo provocan en las trabajadoras desánimo, crispación y desafección, y advierte que se estará vigilante para que no se repitan este tipo de hechos y actitudes discriminatorias, además de reprochables socialmente y denunciables.