El descenso de los precios por las rebajas, no va a suponer un gran alivio para los bolsillos de los granadinos

Noticias >

El descenso de los precios por las rebajas, no va a suponer un gran alivio para los bolsillos de los granadinos

13/08/2019 |

En julio de 2019, el IPC ha bajado un 1% en Granada, frente al descenso del 1,1% en julio del año pasado. Los grupos de bienes y servicios que más han bajado respecto al mes pasado han sidoVestido y calzado (-14,7) y Muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento corriente del hogar (-0,9), mientras que se han encarecido Ocio y cultura (1,6) y Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (0,7). Respecto a la variación de los últimos doce meses el IPC es del 0,3%, mientras que para el mismo periodo, pero en 2018, se situó en el 2,6%. Destaca la bajada de precios en Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (-2,2), y Ocio y cultura (-1,3), mientras que ha subido el precio de Enseñanza (3,3) y Sanidad (2,6). Por otra parte, en lo que llevamos de año, los precios han descendido un 0,8% (en el mismo periodo del año pasado se quedó en el 0,1%), siendo los productos que más se han abaratado Vestido y Calzado (-17) y Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (-3,7) mientras que los que más han subido sus precios han sido Transporte (2,2) y Restaurantes y Hoteles (1,9).

Para Juan Francisco Martín, Secretario General de UGT Granada, aunque las rebajas  han "recortado" los precios en julio, sigue siendo imprescindible que suban los salarios en Granada, ya que este descenso no va a suponer un gran respiro para las economías domesticas, al bajar los salarios reales por la mala calidad de los empleos creados.  Este descenso de los salarios, en una fase económica expansiva, es a su juicio ilógico e irracional, además de muy injusto, y puede dar al traste con la recuperación, que sigue sin llegar a las familias granadinas.

El representante de UGT opina que hay que mejorar la distribución del crecimiento económico y, para ello, es urgente revertir la reforma laboral, que rompió el equilibrio de fuerzas en la negociación colectiva en favor de las empresas, provocando una intensa devaluación salarial que se ha enquistado, perjudicando el crecimiento y empobreciendo a las familias. También,  garantizar el cumplimiento de la ley, aumentar los salarios mínimos, y establecer subidas salariales acordes con lo negociado en el AENC, de modo que se vayan reduciendo las pérdidas de poder adquisitivo experimentadas por los salarios. Además, considera imprescindible hacer un especial esfuerzo en incrementar los salarios más reducidos, para alcanzar los 1.000 euros al mes en 2020, como ya figura en el IV AENC.

Para el sindicalista, es urgente que se reduzcan los niveles de desigualdad, que debe ser un objetivo prioritario de la política económica, no solo por una cuestión de justicia social, sino también para sostener el crecimiento de la actividad y la propia viabilidad del sistema económico. Cada vez existen más evidencias de que la desigualdad corroe el bienestar colectivo, y en los últimos años se ha puesto de manifiesto que el actual crecimiento económico no es capaz de reducir esas desigualdades, sino que se necesita de una actuación pública deliberada y contundente para modificar esta perversa dinámica, ha dicho Martín (UGT).

Por eso, el representante de UGT reclama la conformación ya de un gobierno de progreso, que ponga en el centro de su actuación la reducción de las desigualdades y la mejora de las oportunidades en origen de todas y todos, como única vía para alcanzar de manera sostenida un mayor grado de bienestar económico y social.