La plantilla de Endesa continúa movilizándose en Granada por la firma de un convenio digno

La plantilla de Endesa continúa movilizándose en Granada por la firma de un convenio digno

12/04/2019 |

Imagen noticia

Las tres secciones sindicales de Endesa, entre las que se encuentra UGT, han convocado una huelga general el viernes 12 de abril en la eléctrica y sus subcontratas, por la amenaza de precarización de las condiciones de trabajo y el recorte de derechos en el V Convenio Marco. Exigen recuperar el poder adquisitivo en línea con las empresas del sector y rescatar los salarios del personal más joven. La plantilla reclama una estructura profesional que reconozca el valor de la productividad y rechaza el sistema de meritocracia, arbitrario y opaco, impuesto por la dirección. En Granada, la movilización ha consistido además,  en una concentración  de protesta frente a la sede de Endesa en la Plaza del Carmen.

La huelga se convoca por una concatenación de motivos que han llevado al hartazgo a la plantilla de Endesa. Entre ellas, por la aberrante política empresarial que Enel ha llevado a cabo en los últimos años, desmembrándola y apropiándose sus principales activos (entre ellos, la división Latinoamericana de Endesa) Hoy, la amenaza de precarización de las condiciones de trabajo y recorte de los derechos se cierne sobre la plantilla en la negociación del V Convenio Marco. Exige recuperar el poder adquisitivo -tiene los salarios más bajos de las empresas del sector- y eliminar las diferencias de salario que padecen los más jóvenes. Reclama, además, una estructura profesional que reconozca el valor de la productividad y la experiencia.

Las secciones sindicales consideran que desde el inicio de la negociación del convenio, en 2017, lo que le ha importado verdaderamente a la dirección ha sido reducir drásticamente -o eliminar- beneficios sociales. Endesa eliminó la tarifa del empleado a jubilados y prejubilados en diciembre pasado, una ataque sin precedentes a la plantilla que obligó a judicializar el tema. En Italia, Enel no dio ese paso hasta llegar a un acuerdo compensatorio con los sindicatos. Desde que Enel es dueña de Endesa, la plantilla ha bajado en 18.000 personas, hasta las casi 9.000 actuales. En Italia, Enel, de capital público, no realiza reducciones de plantilla y mantiene 31.000 puestos de trabajo.