La prioridad debe ser garantizar la salud y mantener los empleos

La prioridad debe ser garantizar la salud y mantener los empleos

13/11/2020 |

Imagen noticia

En octubre de 2020, el IPC ha subido un 0,7% en Granada, frente al 0,0% en septiembre de 2019. Los grupos de bienes y servicios que más han subido respecto al mes pasado han sidoVestido y Calzado (9,4) y Alimentos y bebidas no alcohólicas (1,5) , mientras que ha bajado el precio en Comunicaciones (-3,1) y Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (-1,2). Respecto a la variación de los últimos doce meses el IPC se sitúa en el -0,6%, mientras que para el mismo periodo, pero en 2019, subió un 0,1%. Destaca la subida de precios en Otros bienes y servicios (2,8) y Alimentos y bebidas no alcohólicas (2,1), mientras que ha bajado el precio de Transporte (-4,6), y Comunicaciones (-4,1). Por otra parte, en lo que llevamos de año, los precios han descendido un -0,4% (mientras que en el mismo periodo del año pasado subieron un 0,6%) siendo los productos que más se han abaratado Transporte (-5,1) y Comunicaciones (-3,8), y los que más han subido sus precios, Alimentos y bebidas no alcohólicas (3,3) y Otros bienes y servicios (2,1).

Ante estos datos, Juan Fco. Martín, Secretario General de UGT Granada, recuerda que octubre, ha sido un mes tradicionalmente dado a incrementos de precios, consecuencia de la nueva temporada de moda y del inicio del curso escolar.  Por eso, entiende que los datos conocidos hoy son un fiel reflejo del escenario de incertidumbre por el que atraviesa el conjunto de la economía provincial.

Esta variación en los precios, además, se inscribe en un contexto de escaso consumo de los hogares derivado de las restricciones impuestas para controlar la pandemia de Covid-19, lo que en términos generales, afirma Martín, ha provocado un descenso de los precios de consumo que mantiene la inflación en niveles muy reducidos, incluso en tasas anuales negativas. Los precios, en términos generales, hace tiempo que no son un problema para nuestra economía; al contrario, son un síntoma de la escasa pujanza del consumo, de la caída de la actividad y de la merma en las retribuciones de la mayoría de las personas trabajadoras.

En este escenario, el ugetista opina que las prioridades deben ser, en este orden, garantizar la salud de las personas, mantener los negocios y el empleo y preparar, cuando se den las condiciones sanitarias adecuadas, una reactivación potente de la actividad y la contratación, que en el corto plazo debe venir necesariamente de la mano de un impulso al consumo de los hogares.

Concluye el Secretario General de UGT Granada señalando que se debe extremar la vigilancia de la evolución de estos precios de bienes y servicios más consumidos por las familias, cuya estructura se ha modificado forzadamente durante esta pandemia, asegurando que no perjudiquen a los consumidores más desfavorecidos económica y socialmente.