Los trabajadores del servicio de vigilancia del SEPE en Granada protestan por el impago de cuatro nóminas por parte de la empresa prestataria

Los trabajadores del servicio de vigilancia del SEPE en Granada protestan por el impago de cuatro nóminas por parte de la empresa prestataria

23/07/2021 |

Imagen noticia

Este viernes, 23 de julio, en la entrada de la Dirección Provincial del S.E.P.E. de Granadadelegados del sector de seguridad privada de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT Granada,  han celebrado una concentración de protestajunto a los trabajadores de la empresa Hispanosegur Seguridad, prestataria del servicio, por el impago a la plantilla de las últimas tres nóminas y la paga extra.

Para ver imágenes de la concetración, haz clic aquí

Desde el sector de Seguridad Privada de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT Granada, se denuncia la situación de precariedad a la que están siendo sometidos los vigilantes de seguridad del servicio del SEPE de Granada, externalizado con la empresa Hispanosegur Seguridad, que cuales acumulan 3 nóminas y la paga extra de verano sin abonar.  No es esta la primera vez que esta misma empresa hace lo mismo en este servicio, lo cual les ha creado una situación de estrés, por la incertidumbre económica que esto les supone.

Desde el Sindicato ya se ha interpuesto denuncia en Inspección de Trabajo, se ha hablado con la directora del centro del SEPE en Granada, incluso se ha contactado  desde UGT con el responsable de la empresa, siendo infructuosas cuántas acciones se han emprendido hasta ahora.

El Sindicato vuelve a reiterar su   denuncia acerca del incumplimiento sistemático de la ley de contratación pública que se da en las distintas administraciones, entendiendo que  este incumplimiento es el causante de estas lamentables situaciones, dando lugar a la adjudicación de contratos públicos a empresas de menor rango, las cuales no pueden dar respuesta a los pagos de nóminas de los trabajadores, por carecer de la suficiente liquidez.

Lamentablemente, afirman, en el sector de seguridad privada se padece este tipo de situaciones con demasiada frecuencia, sin que los distintos gobiernos  ni administraciones públicas hagan nada para solucionarlo, creando un problema mayor a la hora de una subrogación, puesto que además de los trabajadores se ha de subrogar las deudas de la empresa cesante en el servicio, dando lugar a un estado de estrés permanente en los vigilantes de seguridad del servicio subrogado, que ven como cada vez que se subroga el servicio donde trabaja, este es adjudicado a empresas de menor rango, sabiendo de antemano que antes o después tendrán problemas con los pagos de nóminas y otros derechos laborales.

Esta situación es ya insostenible, por lo que desde el Sindicato no  se descarta ninguna medida de presión, ni cualquier acción sindical o judicial para el inmediato restablecimiento de los derechos de  estos trabajadores.