Nueva convocatoria de huelga el día 29 de junio en Caixabank ante la postura inflexible de la empresa

Nueva convocatoria de huelga el día 29 de junio en Caixabank ante la postura inflexible de la empresa

24/06/2021 |

Imagen noticia

Tras la nueva reunión de la comisión negociadora este miércoles y al no conseguir ningún avance, por la sinrazón de la empresa, la Plataforma de Unidad Sindical, conformada por todos los sindicatos con representación en CaixaBank incluido UGT, como muestra de rechazo a la postura inflexible de la dirección en la negociación del ERE, vuelven a convocar una jornada de huelga el día 29 de junio.

"Tristemente Caixabank no atiende a las razones que han llevado ya a convocar concentraciones y huelga en la plantilla y apenas ha ofrecido avances reales que posibiliten un acuerdo", señala Daniel Jiménez, responsable de UGT Caixabank en Granada.

"Por ello, UGT, junto a la plataforma sindical, vuelve a convocar huelga el día 29, exigimos voluntariedad en las salidas, condiciones dignas, homologación a los compañeros y compañeras que provienen de Bankia y nos negamos a los recortes que plantea Caixabank", ha mantenido.

Según el representante de UGT, es importante que "no olvidemos que estamos hablando de un banco con miles de millones de beneficios y por ello nuestras reclamaciones son justas y socialmente aceptables"

La representación legal de los trabajadores y trabajadoras de CaixaBank se reafirma en el rechazo a los despidos forzosos, a las medidas traumáticas y al recorte de las condiciones laborales y de previsión social.

Hay que recordar que el periodo de negociación, que debía finalizar el 10 de junio, fue prorrogado hasta el 29 de junio para seguir intentando acercar posturas. Hasta ahora las condiciones que ofrece la entidad están "lejos" de ser compatibles con la voluntariedad exigida.

Desde UGT vamos a seguir luchando en todos los ámbitos posibles y, especialmente, en el ámbito laboral para evitar la utilización de medidas traumáticas en las plantillas y queremos recordar  a  la  dirección de Caixabank que   existen   alternativas   a   la destrucción de empleo, concluye Jiménez.