Si la economía de Granada crece, los salarios deben hacerlo más

Si la economía de Granada crece, los salarios deben hacerlo más

12/04/2019 |

Imagen noticia

En marzo de 2019, el IPC ha subido un 0,7 % en Granada, frente al ascenso del 0,4% en marzo de 2018. Los grupos de bienes y servicios que más han bajado respecto al mes pasado han sidoVivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (-1,1)  y Otros bienes y Servicios (-0,6),mientras que ha subido el precio en Vestido y Calzado (8,5) y Transporte (1,2). Respecto a la variación de los últimos doce meses el IPC es del 1,3%, mientras que para el mismo periodo, pero en 2018, se situó un 1,5%. Destaca la subida de precios en Enseñanza (3,2) y Transporte (2,6), mientras que sólo ha bajado el precio de Ocio y cultura (-1,8). Por otra parte, en lo que llevamos de año, los precios han disminuido  un 0,9% (similar al mismo periodo del año pasado) siendo los productos que más se han abaratado Vestido y calzado (-11,4)  y Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles(-2,9) y los que más han subido sus precios, Transporte (2,5) y Sanidad (1,3).

Juan Francisco Martín, Secretario General de UGT Granada, considera que ante los datos de IPC publicados hoy, los salarios de los trabajadores y trabajadoras tienen que  seguir creciendo, al mismo ritmo que la economía. Por ello,  el representante de UGT hace un llamamiento a las organizaciones empresariales a actuar en consecuencia con los compromisos adquiridos y concretar en las mesas de negociación de los convenios colectivos abiertos subidas salariales superiores al 2% de manera generalizada, así como la revalorización extra de los salarios mínimos de convenio para situarlos en 1.000 euros mensuales en 14 pagas.

Para  el representante de UGT, no hay razones para que no crezcan los salarios,  pero lo mismo ocurre con las pensiones, las prestaciones sociales y por desempleo. La reforma laboral extremadamente agresiva dio lugar a la pérdida de derechos y condiciones laborales y provocó una devaluación salarial sin precedentes, así como favoreció un incremento de la precariedad laboral y el subempleo, que nos mantiene en una situación de estancamiento salarial inconsistente con la situación económica.

Además, la precariedad, recuerda Martín (UGT) se mantiene en el empleo existente y en el que se crea, y también en el desempleo: sólo el 18% de los desempleados y desempleadas de Granada cobra el paro, frente al 40% de hace diez años.

De esta forma, el ugetista considera que esta situación no puede coexistir con el crecimiento económico. Por ello, reivindica un reparto más justo de la renta,  no sólo porque es de justicia, sino porque no es posible que cada vez que se recorra el camino de la expansión económica aumenten solo los beneficios empresariales. Es hora de hacer crecer los sueldos y encaminar a nuestro país a la senda del desarrollo estructural de la economía, ha concluido.