UGT advierte que la recuperación en Granada se asienta en empleo temporal y precario

UGT celebra el descenso del paro en Granada pero advierte que la recuperación en la provincia se asienta en empleo temporal y precario

02/09/2021 |

Imagen noticia

En Granada, en agosto de 2021, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 82.999 personas, 3.343 menos que el mes pasado (-8,62%), y hay 19.527 personas inscritas en paro menos que hace un año (102.526), cuando aumentó el desempleo en 1.450 personas. En el análisis por sectores, ha bajado el paro en servicios (-1.557), colectivo de personas que buscan su primer empleo (-1.198), agricultura (-701) e industria (-77), mientras que ha subido en construcción (146). En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 29.480 contratos, 3.984 más que en el mismo mes del año 2020 (25.496). Del total de contratos de agosto, 28.155 han sido temporales, un 95,50%. En cuanto al total de contratos acumulados de 2021 (284.467, 28.191 más que en 2020, cuando había 256.276) se han formalizado sólo 16.179 contratos indefinidos en la provincia de Granada, un 5,68% del total.

Juan Francisco Martín, Sº General de UGT Granada,  señala que los datos hechos hoy públicos, mantienen la senda favorable de la recuperación del empleo, en sintonía con un contexto sanitario favorable. No obstante,  señala, aún queda camino por recorrer para lograr un control pleno del virus, condición sine qua non para avanzar hacia una recuperación económica firme y estable. 

A su vez, considera que los datos están directamente determinados por el efecto estacional del turismo, por lo que habrá que observar su evolución durante los próximos meses. En todo caso, desde UGT, dice, se advierte que para lograr una recuperación que beneficie al conjunto de la sociedad, y en especial a aquellos colectivos más vulnerables, no solo es necesario restablecer los niveles de empleo anteriores a la pandemia, sino lograr también que este se sustente bajo condiciones laborales dignas y de calidad. 

Por ello, derogar la reforma laboral de 2012 y continuar la senda de crecimiento del SMI siguen siendo dos ejes absolutamente prioritarios para transitar hacia un modelo laboral más justo y equilibrado con los trabajadores y trabajadoras, apunta Martín. De lo contrario,  opina que la salida a la crisis corre el riesgo de volver a sustentarse bajo un incremento de los niveles de precariedad laboral, ampliando de nuevo la brecha de la desigualdad. De igual manera, el representante de UGT reclama la necesidad de reforzar la efectividad de las políticas activas de empleo, lo cual exige también una mayor dotación de recursos de los Servicios Públicos de Empleo, toda vez que a finales de 2022 registrarán una pérdida de aproximadamente 1.000 efectivos en todo el país.

En cuanto a los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia comenta que deben servir para reforzar este proceso, corrigiendo los desequilibrios estructurales que padece la economía y asegurando que la transición ecológica y digital se guíe por parámetros de justicia social. Desde el Sindicato, añade el ugetista, estaremos vigilantes para asegurar un buen uso de los mismos y dar paso a un modelo económico y laboral más justo.

Por último, apunta que todos estos cambios deben venir acompañados de una reforma fiscal ambiciosa, guiada por criterios de progresividad y equidad, como elemento esencial para asegurar la suficiencia del sistema y afrontar con garantías la recuperación.