UGT exige medidas de prevención más contundentes para el personal de la sanidad pública

UGT exige medidas de prevención más contundentes para el personal de la sanidad pública en Granada, que se convierte en la provincia andaluza con más muertes entre personal sanitario

30/11/2020 |

Imagen noticia

Este lunes, 30 de noviembre de  2020,  a las 12:30h., frente al edificio de los sindicatos en Granada (en la Avda. Andalucía)  ha tenido lugar una concentración de cinco minutos de silencio, en protesta por el fallecimiento a causa de COVID19 del médico de familia Tomás Ureña, quien además ejercía como director del Centro de Salud de Cenes de la Vega.Es el tercer profesional sanitario fallecido en Granada a causa del COVID19, y eleva el número de muertes de carácter laboral en nuestra provincia a 11 en 2020.

Para ver imágenes de la concentración, haz clic aquí

Tras mostrar sus condolencias a los familiares y amigos de Tomás Ureña, Luis Miguel Gutiérrez, Secretario General de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Granada, ha manifestado que el fallecimiento  de  este médico es un accidente laboral por falta de protección. Recuerda que entre el personal sanitario, Granada tiene 375 positivos y 82 en aislamiento, cifras sólo superadas en nuestra Comunidad Autónoma por la provincia de Sevilla, una vergüenza que parece no mover ninguna conciencia.Esto demuestra para el ugetista, como el COVID sigue cebándose con los profesionales sanitarios ante la pasividad de la Junta de Andalucía. Mientras tanto, recuerda, los medios de protección se siguen negando y cuando solicitan una FFP2 (de las que hay más de miles en los almacenes) parece que los/as trabajadores/as están pidiendo un lujo. 

Desde el inicio de la pandemia, declara el ugetista, el Sindicato ha estado  denunciando la falta de medios de protección de la salud laboral frente al COVID19  de los trabajadores sanitarios.Sin embargo, se sigue negando a estos trabajadores el derecho a su Salud, que, día tras día, se enfrentan al virus, y a cara descubierta, concluye Gutiérrez (UGT).