UGT Granada considera que la muerte de un vigilante de seguridad el pasado 14 de mayo, por infarto de miocardio, debe ser considerada accidente laboral

UGT Granada considera que la muerte de un vigilante de seguridad el pasado 14 de mayo, por infarto de miocardio, debe ser considerada accidente laboral

18/05/2020 |

Imagen noticia

El trabajador murió, al parecer, durante su jornada laboral mientras se encontraba en el interior del vehículo de empresa, Securitas Systemas, debido a un infarto de miocardio. Parece ser que sufría una importante carga de trabajo con efectos de estrés y ansiedad sobre su salud, extremos que no llego a denunciar. Aunque esta persona no cayó de un andamio o volcó con un tractor, para el Sindicato, también ha sido víctima de un accidente laboral que, lejos de lo que se pueda pensar, es más común de lo que parece. Este sería el quinto accidente laboral con resultado d muerte en lo que llevamos de año en la provincia de Granada.

Para José Antonio Enríquez, responsable de Salud Laboral de UGT Granada, es importante que se sepa que tener una dolencia cardiaca no puede ser un argumento para no considerar accidente laboral si el infarto se produce en el transcurso de la jornada laboral. De hecho, recuerda que las causas más frecuentes de muerte por accidente laboral durante la jornada de trabajo siguen siendo los infartos y derrames cerebrales.

Cada vez son más comunes entre la población trabajadora los cuadros de ansiedad, depresión, trastornos del sueño y las patologías cardiovasculares, etc. que pueden derivar no sólo en incapacidades tanto temporales como permanentes, sino como en esta ocasión, en un fallecimiento. Esto supone un coste económico para la sociedad, las empresas y los trabajadores, detalla Enríquez (UGT), además de salidas prematuras del mercado laboral.  El representante de UGT denuncia que, en muchas ocasiones los infartos y derrames cerebrales no se catalogan como accidentes laborales y es necesario acudir a la vía judicial para que sean reconocidos como tales.

La mala calidad del empleo y la falta de prevención en las empresas están aumentando la siniestralidad laboral, afirma el ugetista,  por eso considera que hay que extremar la vigilancia en el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y de toda su normativa de desarrollo, porque es evidente que algo está fallando y, en este sentido, pide el compromiso de todos para luchar decididamente contra la precariedad y temporalidad de nuestro mercado laboral, ya que éstos son factores que potencian los riesgos de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.