Unos 2.800 trabajadores y trabajadoras se desplazarán este año desde Granada a la vendimia francesa

Unos 2.800 trabajadores y trabajadoras se desplazarán este año desde Granada a la vendimia francesa

06/08/2021 |

Imagen noticia

El Sindicato prevé que se desplacen este año desde Granada ala campaña de la Vendimia Francesa 2021 cerca de 2.800 trabajadoras y trabajadores de nuestra provincia, cifra que rompe la tendencia que se venía registrando los últimos años en torno a los 2.500 trabajadores. El ligero incremento del número de personas desplazadas se debe a que este año se ha registrado un aumento en la producción de uva en Francia.

Para el Secretario General de FICA-UGT Granada, Francisco Ruiz-Ruano, resulta paradójico, y así lo ha constatado el ugetista, que los cupos para trabajar en las campañas agrarias en el país vecino se cubran de inmediato, mientras que en nuestra provincia,  los empresarios agrarios tengan que recurrir a temporeros de otros países porque la mano de obra española suele ser reacia a cubrir esos trabajos. Obviamente esto es relativo a la calidad de las condiciones laborales de uno y otro país.

Unas condiciones que animan a las trabajadoras y trabajadores granadinos a emigrar a Francia, y que en nuestra provincia. Afirma el ugetista,  no son las más adecuadas por los reiterados incumplimientos del convenio colectivo provincial del campo y de la no aplicación del salario mínimo interprofesional en algunas explotaciones agrícolas. A lo que se le suman, añade, prácticas como las de no firmar contratos de trabajo, establecer largas jornadas laborales obligando a hacer horas extraordinarias sin pagarlas ni declararlas, y no declarar las jornadas realmente trabajadas, lo que produce, en algunos casos, supuestos cercanos a la explotación laboral.

Ha recordado que, como todos los años, desde FICA-UGT se ha puesto a disposición de los trabajadores y trabajadoras desplazados un teléfono gratuito (900 382 848) para que estén perfectamente informados de sus derechos sociolaborales, y puedan recibir orientación e información sobre las condiciones laborales, los salarios exigibles y la necesidad de evitar el desplazamiento a Francia sin contrato en origen.

Además, ha alertado a los trabajadores y trabajadoras que eviten la contratación a través de Empresas de Trabajo Temporal (ETT) españolas, ya que a FICA-UGT no le consta que estas empresas cumplan al pie de la letra con la normativa sociolaboral francesa, lo que les puede suponer la pérdida, entre otros derechos, de la posibilidad de generar derechos sociolaborales en el país vecino por no cotizar en él.

Estos derechos. señala Ruiz-Ruano,  son un atractivo para participar en la campaña, y se generan en el país vecino por realizar una actividad igual o superior a 18 días de trabajo o 120 horas al mes o 200 horas al trimestre, que permiten solicitar subsidios familiares a las personas con dos hijos o más menores de 20 años a cargo, que no ejerzan una actividad laboral, o que reciban una remuneración mensual inferior al 55% del salario mínimo interprofesional.

El Sindicato, recuerda,  va a seguir implicándose con los trabajadores y trabajadoras desplazados, pues como ya es tradición, va a seguir apoyándoles, tanto en la salida, como en el viaje y la estancia en Francia. Para ello informa que se va a desplazar, un año más, un equipo de personas que van a visitar a los temporeros en los lugares de destino. Además, contarán también con la colaboración de los sindicatos franceses para resolver las incidencias que pudieran producirse.

El representante sindical prevé que los primeros vendimiadores y vendimiadoras, los que trabajarán en la zona sur del país, se desplazarán los últimos días de la primera semana de agosto, y que la mayor parte del contingente lo haga a partir de la segunda quincena de agosto. El tiempo que permanecerán en el país vecino, según sus cálculos,  oscilará entre los 20 y los 25 días, aunque algunos grupos, los que realizan la vendimia más temprana posteriormente se trasladan a zonas con recogida tardía, pudiendo permanecer en territorio francés entre 40 y 50 días.

Informa además  el ugetista que el salario que recibirán los vendimiadores y vendimiadoras irá en relación con la categoría profesional en la que hayan sido contratados (cortador/a, vaciador/a o porteador/a) y con el Departamento francés en el que trabajen. El salario se establece en las distintas comisiones mixtas, lo que equivaldría a los convenios colectivos, y nunca podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional de crecimiento (S.M.I.C.), el cual está fijado en 10,25 €/hora. Por otro lado, la jornada laboral en Francia es de 35 horas semanales, y al superarlas, se cobran horas extraordinarias, que mejora el salario/hora entre el 25% (entre 35 y 43 horas) y el 50%, (más de 43 horas).

Como en años anteriores, el representante de UGT recomienda a las vendimiadoras y vendimiadores que exijan al empresario francés el contrato en origen y que utilicen los transportes autorizados y líneas regulares de autobuses, ya que los transportistas privados no ofrecen suficientes garantías en el traslado y pueden suponer un riesgo innecesario para el trabajador y la trabajadora.

Además,  advierte a los temporeros que deben tener previsto con antelación el alojamiento en el que se instalarán en Francia, verificar el alta en la seguridad social francesa cuando reciban la primera nómina, y huir de las ofertas de empleo donde se solicitan cuadrillas enteras, con buenas condiciones de trabajo y en las que se solicita una cantidad de dinero para el transporte o traducción de documentos.