El coronavirus revela la debilidad de la prevención de riesgos laborales en nuestro país

El coronavirus revela la debilidad de la prevención de riesgos laborales en nuestro país

Cada 28 de Abril UGT y CCOO recordamos a los trabajadores/as que están detrás de las estadísticas de accidentes y enfermedades laborales y que sufren sus peores consecuencias, denunciamos las condiciones de trabajo que están en el origen de esta lacra social y realizamos propuestas de cambio en la normativa y en las políticas para mejorara la salud y la seguridad de la clase trabajadora.

27/04/2020 |

Imagen noticia

Una fecha, habitualmente reivindicativa, este año está marcada por el Estado de Alarma del Covid-19, que ha incrementado considerablemente las cifras de víctimas de accidente laboral, causadas por el contagio, aunque aún no podemos disponer de los datos concretos. Así, hasta el inicio de la crisis sanitaria, en Jaén, según las cifras oficiales, se han producido cuatro accidentes mortales, dos en el mes de enero y otros dos en febrero de un total en el conjunto de Andalucía de 29, de los cuales dos lo fueron "in itinere".

Aún siendo graves las cifras de esta estadística, este 28 de Abril de 2020 no pueden ser como el de otros años. Nos enfrentamos a una crisis mundial de salud pública como no se recordaba desde hace algo más de un siglo, una pandemia que en Jaén ya ha supuesto el contagio de centenares de personas, ha tensionado el sistema sanitario más alá de sus límites, ha paralizado gran parte de la actividad económica del país y, lo que es más grave y doloroso, se ha llevado decenas de miles de vidas. Este año nuestro recuerdo debe ser para todas esas víctimas, pero también para todas aquellas personas que desde sus puestos de trabajo se han convertido en el principal baluarte de defensa frente a la enfermedad, poniendo en riesgo su salud y, en demasiadas ocasiones, sus propias vidas. Personas de clase trabajadora que hoy demuestran que son claves para garantizar los aspectos más básicos de nuestra sociedad.

UGT Jaén ha estado defendiendo la salud de los trabajadores/as, y exigiendo a empresarios y a los Gobiernos que se lleven a cabo todas las medidas preventivas que eviten el contagio, sin embargo, no siempre hemos encontrado la colaboración de las empresas y las diferentes Administraciones y en muchas ocasiones no han entendido la gravedad de la situación, por lo que hemos tenido que interponer múltiples denuncias ante la Inspección de Trabajo. Y es que desde UGT siempre hemos defendido que la salud laboral forma parte de manera indisociable de la salud pública y esa realidad se ha hecho evidente, con rotundidad, con la pandemia del Covid-19. De hecho, los contagios en el ámbito laboral y en los desplazamientos vinculados son, tanto en los sectores esenciales, que están garantizando la salud y los suministros de la población como en empresas que no forman parte de ellos.

Y ante la progresiva vuelta al trabajo y así la "normalización" del mundo laboral, lo lógico sería hacerlo en condiciones optimas de seguridad higiénicas y sanitarias, con la realización de test para, al menos, a todo el personal que se ha mantenido trabajando durante el Estado de Alarma, y que han estado más expuestos que el resto de trabajadores, es decir, todos aquellos que han  formado parte de las actividades esenciales.

Por último, en estos días son muchas las voces que insisten en que tras la pandemia se configurará un mundo diferente, aunque nadie se atreve a asegurar cuál va a ser el sentido de esa reformulación.  En el ámbito de la Prevención en el Trabajo es necesario un cambio de modelo para que la salud y la seguridad de los trabajadores/as se convierta en la prioridad inexcusable y en el eje sobre el que pivote todo el sistema.

Para ello, desde UGT Jaén seguiremos trabajando junto a nuestros Delegados/as de Prevención y los Comités de Seguridad y Salud en los centros de trabajo para que, en nuestras empresas y  en el ámbito del diálogo social que en ellas se da, no se contraponga, el derecho al trabajo, a la salud y la vida.