El parón de la economía provocado por el Covid-19 presenta ya consecuencias sobre los precios de marzo

El parón de la economía provocado por el Covid-19 presenta ya consecuencias sobre los precios de marzo

Los precios descendieron cinco décimas en marzo haciendo caer la interanual hasta el -0,1% Según los datos oficiales hechos hoy públicos por el INE, la economía jiennense ha finalizado el tercer mes del año con un descenso en los precios del 0,5%, dos décimas superior al de Andalucía (-0,3%) y una décima superior al del conjunto del Estado (-0,4%). Así, Jaén obtiene una tasa interanual de inflación del -0,1%, una décima inferior a la de Andalucía y la del conjunto del Estado (en ambos casos el 0,0%), y la menor registrada en marzo de los últimos cuatro años, teniendo que retroceder hasta marzo de 2016 (-0,9%) para encontrar una inflación menor.

15/04/2020 |

Imagen noticia

Por grupos, Transporte(-3,4%), tras el enorme abaratamiento del precio de los carburantes, junto con Vivienda (-2,5%), dado el descenso en el precio de la energía eléctrica, han sido los únicos grupos con un descenso de precios más destacado y, por tanto, son los principales responsables de la caída inflacionista de marzo. Por el contrario, Vestido y calzado (3,6%) y Comunicaciones (1,3%) han sido los únicos grupos con un incremento de precios realmente importante, consecuencia del fin del periodo de rebajas en el sector textil y del encarecimiento de algunos servicios de telecomunicaciones.

De igual forma, durante el último año, solo ha descendido el precio de los grupos Vivienda (-5,5%), Transporte (-2,8%) y Sanidad (-0,7%) aunque estas tasas negativas han equiparado a los incrementos de precios registrados en los productos integrantes del resto de grupos. En sentido contrario, los mayores incrementos de precios fueron los dados en Alimentos y bebidas no alcohólicas (2,7%), Hoteles, Cafés y Restaurantes (1,2%) y Vestido y calzado (1,1%).

Por provincias, durante el pasado mes de marzo, los precios se redujeron en todas ellas excepto en Hueva, donde crecieron una décima. Los descensos más destacados fueron los registrados por Córdoba (-0,5%) y Jaén (-0,5%). Por el contrario, el descenso provincial del nivel general de precios menos pronunciado se dio en Cádiz y Granada (en ambos casos -0,1%).

A lo largo del último año, los precios se incrementaron en solo dos de las provincias andaluzas, Almería y Málaga (2 y 1 décima respectivamente), mientras que en Granada En cuanto a los alimentos, en el tercer mes del año, el pescado y los crustáceos y moluscos (ambos 1,2%) y las patatas y sus preparados (2,7%) han registrado los mayores incrementos de precios.

En cuanto a los alimentos, en el tercer mes del año, el pescado y los crustáceos y moluscos (ambos 1,2%) y las patatas y sus preparados (2,7%) han registrado los mayores incrementos de precios. En sentido contrario, debemos reseñar el abaratamiento de las frutas frescas (-1,2%) y las legumbres y hortalizas frescas (-1,6%).

En términos interanuales, la carne de porcino (9,1%), el azúcar (-7,9%) y el pescado (7,6%) han sido los productos más inflacionistas. En cuanto a los descensos de precios, aceites y grasas (-9,2%) y, en menor medida, huevos (-0,4%) y la leche (-0,6%), fueron los únicos alimentos con bajadas de precios significativas a lo largo de los últimos doce meses.

Otras cuestionesque afectan a nuestro poder adquisitivo de forma importante:

  • Los carburantes, en sus distintas modalidades, vieron reducidos sus precios durante el pasado mes de marzo de forma muy destacada. El diésel, por ejemplo, ha pasado de 1,118 € al inicio del mes, a terminar marzo en 1,049 €, el valor más bajo de todo el mes.
  • El Euribor a un año, tras el descenso del mes pasado, vuelve a incrementarse y se sitúa en -0,266. A pesar de ello, continúa por debajo del que se registrara hace justo un año, en marzo de 2019 cuando marcó un -0,109. Por lo tanto, las revisiones de las cuotas de los préstamos hipotecarios continúan siendo a la baja.
  • El recibo de la luz se va a ver condicionado, de manera muy destacada, por el incremento del consumo de energía de las familias debido al confinamiento. De esta forma, la reducción del 16% en el coste de la energía no se va a traducir en un descenso real del gasto que tendrán que asumir las familias andaluzas.

En definitiva, los precios se suman a la situación de incertidumbre general por la que atraviesa la economía internacional desde el inicio de la pandemia del coronavirus y, particularmente la economía jiennense desde la entrada en vigor del Estado de Alarma.

Es cierto que los precios han descendido, pero eso no quiere decir que vaya a salir bien parado el poder adquisitivo de cientos de miles de familias trabajadoras jiennenses que, durante las últimas semanas, están viendo descender su nivel de ingresos económicos consecuencia de haber sido víctimas de despidos, verse incluidos en un ERTE o, incluso, la gran mayoría de trabajadores autónomos jiennenses que han tenido que cerrar sus negocios.

 

Ante la excepcionalidad de la situación que estamos atravesando, nuestros Ejecutivos tienen que dar un paso adelante y salvaguardar el consumo y el poder adquisitivo de las familias trabajadoras. En el mismo sentido que se ha prohibido los cortes de suministros eléctricos la Administración tiene que ser muy cautelosa en evitar subidas injustificadas de precios en productos de primera necesidad que, a día de hoy, lo son más si cabe. Defender los derechos económicos de los trabajadores afectados por la crisis del coronavirus es la mejor fórmula para evitar que nadie quede fuera de la futura recuperación de la economía.