Inaceptable: los costes salarios no solo no suben sino que bajan de manera significativa, un 1,3% en el último año

Inaceptable: los costes salarios no solo no suben sino que bajan de manera significativa, un 1,3% en el último año

El coste laboral de las empresas andaluzas se situó en 2.335,50 € por trabajador y mes en el cuatro trimestre de 2018, con un descenso del 1,1% respecto al mismo periodo de 2017.El coste salarial por trabajador y mes cae un 1,3% y se establece en 1.746,43 € de media en Andalucía. Por su parte, los otros costes también decrecen, en este caso un 0,7%, situándose en 589,07 € por trabajador y mes. En este apartado se incluyen las cotizaciones obligatorias, las percepciones no salariales y las subvenciones y bonificaciones. Por sectores, los costes salariales se incrementaron en la construcción y se redujeron en la industria y los servicios, aunque en porcentajes muy distintos.

19/03/2019 |

Imagen noticia

En cuanto al tiempo de trabajo, la jornada pactada, durante el último trimestre del pasado año, se redujo hasta alcanzar las 144,7 horas mensuales, siendo efectivas 125,3 de ellas y no trabajadas 20,0 horas. Por su parte, las horas extras realizadas por trabajador al mes se mantuvieron constantes en 0,6 horas. Finalmente, se constataron 9.878 vacantes, el 10,80% de las registradas en el conjunto del Estado. En cuanto a los motivos argumentados por las empresas que aseguran no tener vacantes, el 91,6% de ellas aseguran que es por no necesitar más trabajadores y solo el 6,3% de ellas alegan un elevado coste de contratación.

El descenso de los costes salariales en nuestra Comunidad Autónoma se aleja muchísimo del incremento obtenido para el conjunto del Estado. Los costes laborales más elevados, se registran en la mitad norte de la península, causalmente, donde el sector industrial tiene un mayor arraigo. Por el contrario, Andalucía, se encuentra entre las CCAA por debajo de la media aunque con unos costes laborales algo más elevados a los registrados en otras CCAA de la mitad sur como Extremadura o Canarias.

 Si lo que comparamos ahora es la evolución anual de estos costes laborales, la situación de desventaja de nuestra Comunidad Autónoma, con respecto a la media estatal y las regiones con mayor coste, se ve agravada de manera significativa. De esta forma, el retroceso del 1,1% obtenido en Andalucía dista mucho de los incrementos del 3,1% de País Vasco 4,9% o del 2,6% de Illes Balears. En sentido contrario, es de reseñar igualmente la mayor tasa negativa registrada por la Comunitat Valenciana (-1,6%).

Si observamos la evolución de los costes laborales en los últimos cuatro años podemos constatar como siguen una tendencia cíclica cuasi perfecta. De esta manera, los trimestres impares de cada año son los que menor coste salarial registra mientras que el segundo y el cuarto obtienen los más elevados. Sin duda, el abono sin prorratear de muchas pagas extras es el principal motivo que provoca esta alteración.

Si descendemos a nivel sectorial podemos comprobar que los mayores salarios se dan en el sector industrial (2.073 €), superando en 230 € los del sector de la construcción (1.844 €) y en casi 377 los de los servicios (1.696 €). A pesar de ello, los costes salariales en la industria decrecieron un 0,93% en el último año y un 1,59% en los servicios, mientras que, en la construcción se incrementaron en un 3,30%.

En lo relativo al tiempo de trabajo, durante los últimos doce meses se ha reducido en una hora y media el número de horas pactadas y el de las pagadas mientras que, las horas efectivas de trabajo solo se han visto reducidas en siete décimas. Con ello, es igualmente de destacar el descenso de ocho décimas en las horas no trabajadas (-3,83%) y el mantenimiento igual del cómputo mensual de horas extras realizadas por trabajador.

Finalmente, en cuanto a las vacantes registradas, Andalucía cuenta con un total de 9.878 vacantes, el 10,80% de las del conjunto del estado, lo que nos hace ocupar la tercera posición en la clasificación de las CCAA con mayor número de vacantes, solo por detrás de Madrid y Cataluña. En una posición intermedia se sitúan la Comunidad Valenciana, País Vasco, Castilla y León y Galicia mientras que, Cantabria, Illes Balears y La Rioja, por debajo de las 1.000 vacantes, ocupan los tres últimos lugares.

A su vez, entre los motivos alegados por las empresas que aseguran no tener vacantes en sus plantillas, en Andalucía, prácticamente la totalidad de ellas alegan deberse a no necesitar más empleados, concretamente el 91,60% de ellas mientras que, por el contrario, únicamente un 6,30% afirman no contar con vacantes por el elevado coste de contratación.

Estos porcentajes son bastante parecidos a los obtenidos en el conjunto del Estado, donde el 93,20% de las mismas afirman no necesitar más trabajadores y un 5,00% de ellas se escudan en lo elevado de los costes de contratación.