IPC Febrero 2018 - Los precios bajan una décima menos en Jaén que en Andalucía

IPC Febrero 2018 - Los precios bajan una décima menos en Jaén que en Andalucía

Según los datos oficiales hechos hoy públicos por el INE, la economía jiennense finalizó el mes de febrero con un incremento en los precios de un 0,1%, frente al 0,2% de Andalucía y el 0,1% en el conjunto del Estado.

14/03/2018 |

Imagen noticia

Así, Jaén obtiene una tasa interanual de inflación del 0,9%, 2 décimas por debajo que las obtenidas a nivel autonómico y estatal, aunque cuatro décimas por encima de la registrada el mes pasado (0,4%).

IPC FEBRERO 2018

ÍNDICE

TASA MENSUAL (%)

TASA ANUAL (%)

Jaén

102,0

0,1

0,9

Andalucía

102,1

0,2

1,1

España

102,2

0,1

1,1

 

 

 

 

 

 

Por grupos, Comunicaciones (2,0%), por el encarecimiento de los servicios telefónicos, ha sido el grupo que ha tenido una mayor relevancia en la subida de precios, junto con Ocio y Cultura (1,1%), Hoteles, cafés y restaurantes (1,0%) y Vivienda (0,6%), tras una nueva subida en el precio de la luz. Por el contario, Vestido y calzado (-1,7%), todavía en rebajas, Transporte (-0,6%) y Alimentos y bebidas  no alcohólicas (-0,3%)  se sitúan, en esta ocasión, como los únicos  grupos con descensos de precios.

En los últimos doce meses, solo han descendido los precios en Menaje (-1,1%), Ocio y Cultura (-1,3%) y Otros (-0,2). Por el contrario, los mayores incrementos de precios fueron los protagonizados por Comunicaciones (2,6%), Hoteles, cafés y restaurantes (2,0%), Medicina (1,8) y  Vivienda (1,3%).

Por provincias, durante el pasado mes de febrero, los precios se incrementaron   en todas ellas. Los aumentos más importantes han sido los registrados en Málaga y Sevilla, en ambos casos un 0,3%.

A lo largo del último año, en todas las provincias se han incrementado los precios. Granada (1,4%) repite mes como la provincia más inflacionista mientras que Córdoba (0,7%) y Huelva (0,6%) volvieron a registrar los incrementos más reducidos. De esta forma, las diferencias interprovinciales se incrementan dos décimas con respecto a la del mes pasado y se sitúa en ocho.

En cuanto a los alimentos de primera necesidad, durante el pasado mes de febrero, las frutas frescas (5,5%) y, en menor medida, el agua mineral, los refrescos y zumos (0,7%), registraron los únicos incrementos de precios destacados. Por el contrario, es de reseñar igualmente el abaratamiento de productos como la carne de ovino (-6,5%), el pescado fresco y congelado (-5,4%) y las legumbres y hortalizas frescas (-2,9%).

En términos interanuales, los aceites y grasas (8,0%) y los huevos (6,4%) siguen siendo los productos más inflacionistas. Las legumbres y hortalizas frescas (-12,6%), las patatas y sus preparados (-8,0%), el azúcar (-1,7%) y el pan (-0,1%) son los únicos alimentos con descensos de precios respecto a febrero del pasado año.

Otras cuestionesque, además del Índice General de Precios, afectan a nuestro poder adquisitivo de forma importante:

  • Los carburantes se han mantenido más o menos constantes a lo largo del pasado mes de febrero o, en el mejor de los casos, se han abaratado de manera poco relevante. De esta forma, el diesel, ha pasado de 1,181 € al finalizar el primer mes del año a 1,161 € el 28 de febrero, llegando a cotizar incluso a 1,124 en la parte final del mes.
  • El Euribor a un año, tras lo ocurrido el mes pasado, ha vuelto a reducirse con respecto al valor de enero (-0,189) y se sitúa en el -0,191. Con ello, continúa lejos del valor que registraba en febrero del pasado año (-0,106) por lo que, las revisiones hipotecarias, seguirán siendo en beneficio de los hipotecados.
  • El recibo de la luz ha vuelto a la senda inflacionista. Según los datos que ofrece el comparador de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia, a cierre de mes, la factura de la luz se ha incrementado un 0,6% respecto a enero. En términos interanuales, el coste de la energía profundiza en la dinámica iniciada el mes pasado y vuelve a situarse por encima de los valores de febrero de 2017, en esta ocasión un 0,8% por encima.

En definitiva, los precios suben y vuelven a suponer nuevas dificultades para unas muy dañadas economías domésticas que no ven reflejados los efectos de la recuperación económica. Además, este incremento de precios viene sustentado en aspectos como una nueva subida en la factura de la luz, ante la pasividad de un Ejecutivo Central incapaz de dotar de transparencia el mercado energético.

El poder adquisitivo de la clase trabajadora se ha convertido en el gran protagonista de la agenda de las últimas semanas. Pensionistas, insultados con un incremento de sus pensiones indigno y mujeres trabajadoras, víctimas de una brecha salarial injusta desde cualquier prisma social, han logrado mover la conciencia del conjunto de la ciudadanía que, de forma mayoritaria, ha vuelto a salir a la calle para exigir a un inmovilista Gobierno el respeto a sus derechos como personas, el derecho a una vida y a unas condiciones de trabajo dignas.

El nivel general de precios no hace más que constatar lo que venimos denunciando desde que se iniciara el proceso de recuperación económica. Estamos ante un importante crecimiento del PIB, ante una mejora de los márgenes de beneficio empresarial que ya se asimilan a los obtenidos en la época de bonanza económica y ante una espiral de precios que parece afianzar el incipiente estado actual de la macroeconomía.

Desgraciadamente, todo este tsunami de datos económicos positivos no se ha trasladado al más importante de los indicadores socioeconómicos: la calidad de vida del conjunto de la ciudadanía. Los trabajadores jiennenses estamos cansados de ser los que tengamos que soportar los costes de la pésima gestión de unos y de la dejación de funciones de otros.