Andalucía va a terminar el año como líder indiscutible del paro estatal: el 24,85% de los parados del Estado son andaluces

Andalucía va a terminar el año como líder indiscutible del paro estatal: el 24,85% de los parados del Estado son andaluces

El paro se incrementa en 7.501 personas (0,95%) y se sitúa en 794.615 desempleados. Baja, con respecto a hace un año en 16.458 trabajadores (-2,03%), superior al descenso registrado en el conjunto del Estado (-1,68%). Difícilmente el mes que queda de ejercicio económico pueda salvar el año laboral.

03/12/2019 |

Imagen noticia

Andalucía va a terminar el año como líder indiscutible del paro estatal: el 24,85% de los parados del Estado son andaluces, porcentaje que se vuelve a incrementar con respecto al del mes anterior (24,77%). Nuestra Comunidad Autónoma ha sido una de las más azotadas, históricamente, por el desempleo, cuestión que ha pasado desapercibida para unos dirigentes que continúan mirando hacia otro lado.

El 8,80% de los desempleados son menores de 25 años, proporción que se mantiene prácticamente constante con respecto a la del mes pasado (8,83%). El problema de la emigración juvenil está comenzando a tomar tintes estructurales. No nos podemos permitir el lujo de ver como nuestra generación más formada no encuentra aquí una salida laboral digna.

Las trabajadoras andaluzas en paro reducen, de manera inapreciable, su peso relativo (59,42%), entre el conjunto de desempleados respecto al mes anterior (59,48%). El masivo incumplimiento de lo establecido en los planes de igualdad obliga a exigir un aumento de las sanciones a las empresas incumplidoras.

El paro entre los trabajadores extranjeros se ha incrementado también de manera muy significativa (4,81%). A su vez, el aumento interanual ha sido del 1,47%, muy superior al del Estado (0,50%).

El sector servicios continúa recogiendo a más del  67% de nuestros parados (67,12%). Durante este mes, el paro se ha visto incrementado en la industria, la construcción y los servicios. Por provincias, el desempleo ha crecido en Cádiz, Huelva, Málaga y Sevilla.

En noviembre se realizaron 80.924 contratos menos que en el mes anterior, lo que supone un desplome del 16,50%. Además, la contratación temporal sigue acaparando casi la totalidad de los contratos registrados: el 95,23% de los contratos fueron temporales.

31 de cada 100 desempleados andaluces han agotado sus prestaciones. Una de las prioridades más absolutas del nuevo Gobierno debe ser dotar de dignidad el Sistema Público de Prestaciones por desempleo. Para ello, es fundamental mejorar la cuantía de las prestaciones y su grado de cobertura.

Por último, el penúltimo de los meses del año ha servido para que se incremente, en un 0,12%,  la afiliación a la Seguridad Social. La tasa interanual (2,76%) se mantiene por encima de la estatal (2,28%), aunque en ambos casos se han visto reducidas.

Por todo ello, desde UGT Andalucía,  analizados los datos de noviembre, valoramos muy negativamente este nuevo incremento del paro, que sigue empeorando al tiempo que se desploma la contratación. El conjunto de la sociedad andaluza exige ya un giro fundamental en todas las políticas socioeconómicas que se llevan a cabo en nuestra tierra y que, de una vez por todas, deben centrarse en empezar a solucionar los problemas reales de la ciudadanía empezando, lógicamente, por acabar con el desempleo y con la precariedad laboral.

Vamos a asistir en breve a la apertura de un nuevo escenario político. Un nuevo periodo que, de fraguar exitosamente el preacuerdo anunciado por PSOE y Unidas Podemos, va a poner a un Gobierno progresista al frente del Ejecutivo Central. A este, así como a los empresarios, les pedimos: Elevar el salario hasta un mínimo de 1.000 €; Reducir la jornada laboral hasta las 32 horas semanales con un día para la formación; Elevar las sanciones por los incumplimientos de los Planes de Igualdad; Incrementar las inspecciones de trabajo para acabar con todo tipo de fraude laboral; Apostar por la puesta en marcha de medidas que erradiquen la siniestralidad laboral; Volver a dotar de contenido el diálogo social y la negociación colectiva; Derogar, íntegramente, las dos últimas Reformas Laborales.