UGT presenta el requerimiento previo a la demanda contra la Junta de Andalucía por incumplimiento de los acuerdos de Delphi

UGT presenta el requerimiento previo a la demanda contra la Junta de Andalucía por incumplimiento de los acuerdos de Delphi

La federación del metal de UGT Andalucía reclamará vía judicial la ejecución del Protocolo del 4 julio de 2007 así como otras medidas de inserción para los 500 extrabajadores afectados por tales incumplimientos.

21/01/2014 |

Antonio Montoro entrega en el registro de la Consejería de Empleo, Innovación, Ciencia y Empresa el requerimiento de Delphi.
Antonio Montoro entrega en el registro de la Consejería de Empleo, Innovación, Ciencia y Empresa el requerimiento de Delphi.

La federación del metal de UGT en Andalucía ha  registrado esta mañana en la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, el requerimiento previo a la demanda por conflicto colectivo que los sindicatos representados en Delphi prevén interponer a la Junta de Andalucía, por incumplimiento de los acuerdos del 4 de julio.

 

Tal y como ha explicado Antonio Montoro, Secretario Ejecutivo de MCA-UGT Andalucía, "con la demanda no sólo pretendemos que el Gobierno andaluz cumpla con el compromiso adquirido en su día con los trabajadores, los sindicatos y la Bahía gaditana en su conjunto, sino también que les busque una salida digna a los casi 500 extrabajadores afectados por esos incumplimientos que, a día de hoy, no cuentan con ninguna prestación económica".

 

En el escrito, MCA-UGT Andalucía requiere a la Junta de Andalucía que se reconozca a estas personas su derecho al restablecimiento de las ayudas que dejaron de percibir desde el 1 de octubre de 2012 y propone una serie de medidas para compensar su situación económico-laboral. Se trataría de nuevo sistema de prejubilaciones, el pago de una ayuda de 30.000 euros a los trabajadores interesados en acometer Proyectos Personales de Inserción (PPI) y abono de una cantidad de dinero para los acogidos al Plan de Reinserción Laboral pendientes desde octubre de 2012 a diciembre 2013.

Antonio Montoro ha mostrado su esperanza de que la Junta de Andalucía se pronuncie al respecto antes de tres meses. De lo contrario "no nos quedará más remedio que acudir a los tribunales porque consideramos que, por encima de todos los compromisos políticos, está el bienestar de estas familias que están viviendo situaciones dramáticas y sería un agravio comparativo respecto al resto de compañeros de fábrica que pudieron tener su salida laboral".