Los trabajadores que prestan la vigilancia en el Ayuntamiento de Granada protestan contra el recorte del 45% del servicio

Los trabajadores que prestan la vigilancia en el Ayuntamiento de Granada protestan contra el recorte del 45% del servicio

Los Sindicatos que integran el Comité de Empresa de Castellana de Seguridad-CASESA, entre ellos UGT han celebrado hoy jueves, 22 de diciembre, entre las 12:00 y las 13:00h., una concentración en la Plaza del Carmen, en protesta por el anuncio del Ayuntamiento de Granada del recorte en el 45% del personal que presta servicios de vigilancia y servicios auxiliares en todas las dependencias municipales, consecuencia de su intención de reducir en 300.000€ la partida destinada a estos servicios.

22/12/2016 |

Imagen noticia

Torcuato Ruiz, responsable de Seguridad Privada de la Federación de Servicos, Movlidad y consumo de UGT Granada,  este recorte del 45% en el contrato con del Ayuntamiento de Granada con Casesa se va a trasladar a la plantilla, ya sea en reducciones de jornadas, y consecuentemente salariales, o directamente en despidos. Por ello, el representante sindical manifiesta el desconcierto de los trabajadores, al haber hecho el Ayuntamiento este anuncio a través de la prensa el pasado 3 de diciembre, sin ningún tipo de comunicación ni negociación previa ni con la propia empresa ni con la representación laboral.

Sobre todo, afirma,  tras varios encuentros mantenidos con anterioridad en octubre y noviembre, con las Concejalas-Delegadas responsables de las áreas de Empleo y de Protección Ciudadana, Ana Muñoz y Raquel Rus, respectivamente,  donde aseguraron a la representación de estos trabajadores que la intención del actual equipo de Gobierno era la de no reducir los servicios de seguridad privada hasta ese momento contratados, o que en cualquier caso, las modificaciones o recortes serían menores y no afectarían al personal contratado para prestar esos servicios.

Desde el Sindicato, explica Ruiz (UGT) no se comprende porque se quita dinero a la vigilancia del espacio público y no a otros conceptos, como coches oficiales, escoltas, o asesores, puntualizan. Plantear un recorte de 300.000€, para cubrir otros gastos, también necesarios, no es de recibo, puesto que la consecuencia va a ser, se temen que trabajadores se queden en la calle. Por último,  desde el ugetista anuncia que si no se rectifica esta decisión, se continuarán con las movilizaciones.