La pobreza o exclusión social alcanza datos inaceptables para una sociedad democrática

La pobreza o exclusión social alcanza datos inaceptables para una sociedad democrática

Hoy, 17 de octubre de 2019, se conmemora el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Este día por tanto, es una oportunidad que desde UGT Andalucía aprovechamos para reconocer el esfuerzo y la lucha de las personas que viven en la pobreza, una ocasión para que den a conocer sus problemas y un momento para que aunemos esfuerzos a fin de conseguir paliar, de una vez por todas, esta situación por la que desgraciadamente pasan miles de personas.

17/10/2019 |

Imagen noticia

Los datos son devastadores, ya que más de 780 millones de personas en todo el planeta vive por debajo del umbral de pobreza, alcanzando solo en Europa los 113 millones de personas y en España más de 12 millones. Concretamente en Andalucía, según el indicador AROPE, la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social alcanza en 2018 el 38,2%, unos datos inaceptables para una sociedad democrática.

Además, según la última encuesta de condiciones de vida publicado durante este 2019,  el 18,3% de los hogares de Andalucía llega a fin de mes con "mucha dificultad". Por su parte, el 52,1% de los hogares de la Andalucía no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos, y el 49,8% de los mismos no se puede permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año.

Por su parte en cuanto a tasa de paro, nuestra región alcanza el 21,04%, siendo el paro juvenil del doble, es decir, el 40,94%  y los hogares con todos sus miembros en paro,  casi el 12%.

Incluso tener empleo no asegura que tengamos unas condiciones de vida óptimas, ya que muchas de las personas trabajadoras asalariadas andaluzas no consiguen llegar tampoco a final de mes, al tener unos empleos muy precarios, temporales, a tiempo parcial y con unos sueldos exiguos.  UGT también muestra su preocupación por la pobreza laboral, personas que, aun teniendo un empleo, están bajo los niveles de pobreza y exclusión social.

En relación a los salarios, Andalucía es la sexta comunidad con el sueldo medio más bajo, siendo los 21.404 euros de aquí, lejos de la media fijada en España.

Y por supuesto, no podemos olvidarnos de los pensionistas andaluces, cuya la pensión media se sitúa en 889,98 euros, un 10,38% por ciento por debajo de la pensión media a nivel nacional.

Según los datos anteriormente, desgraciadamente podemos afirmar que, Andalucía padece una tasa de pobreza superior a la del conjunto de nuestros socios europeos y esto hace que se deban ejecutar medidas urgentes y eficaces para hacer frente a esta situación.

Aprovechamos igualmente este día para denunciar que no podemos permitir que el 47% de las personas sin hogar haya sufrido delitos de odio, intolerancia y desprecio hacia ellos., alcanzando el 60% en el caso de las mujeres sin hogar, y de éstas,  el 19% son agresiones sexuales Desde UGT Andalucía,  manifestamos nuestra condena ante estos hechos cometidos contra las personas en situación de sinhogarismo.

Debemos recordar también que el derecho a la vivienda tiene una relación directa con la seguridad de las personas, tratándose de un derecho fundamental de toda persona, al igual que es la sanidad y la educación. Por tanto no podemos permitir que miles de personas vivan sin un hogar y viendo vulnerados sus derechos subjetivos recogidos en la Constitución de forma sistemática.

Desde UGT Andalucía, con motivo de este día de lucha contra la pobreza y la exclusión social, queremos reivindicar a los diferentes Gobiernos que se lleven a cabo medidas concretas y eficaces contra esta desigualdad, para ello, exigimos un compromiso social y político para erradicar la pobreza.  Reivindicamos un marco de derechos y prestaciones económicas para toda la ciudadanía que se encuentre en situación de necesidad y en particular, se garantice el derecho subjetivo a la Renta Mínima de Inserción como uno de los instrumentos más importante para la integración social y laboral de estas personas. Además es preciso adoptar políticas laborales y sociales que prioricen los intereses de las personas.

Para nuestro sindicato, para mejorar las condiciones de vida de las personas, se debe conseguir un sistema de protección social que garantice oportunidades de educación y sanidad para todas las personas. También debe producirse un verdadero desarrollo de la atención a personas dependientes, muchas de las cuales no pueden sufragar sus gastos a raíz de la escasez de las pensiones que cobran.

Otro de los elementos necesarios que reivindicamos es que los Gobiernos asuman un verdadero compromiso con la justicia fiscal. Para ello, el desarrollo de sistemas progresivos de impuestos y la lucha implacable contra cualquier tipo de evasión, elusión o fraude fiscal deben ser pilares fundamentales de una alternativa política de impuestos más justa.

Solo podremos acabar con este grave problema social si ponemos a las personas por encima de los intereses económicos. Las políticas deben ser coherentes y consecuentes con los compromisos constitucionales, europeos e internacionales en materia de derechos humanos y medioambientales.