200.000 parados más que en agosto del pasado año y 100.000 afiliados en alta menos a la Seguridad Social

200.000 parados más que en agosto del pasado año y 100.000 afiliados en alta menos a la Seguridad Social

El paro se reduce en 468 personas (-0,05%) y se sitúa en 957.727 desempleados. No obstante, se mantiene muy por encima del registrado hace un año, 199.238 trabajadores más (26,27%), más de dos puntos superior al aumento registrado en el Estado (24,04%). Ante la situación que estamos atravesando, es especialmente importante, con toda celeridad, retomar un proceso real de Diálogo Social para Andalucía en este mes de septiembre y encarar, a nivel estatal, una nueva prórroga para el Acuerdo sobre los ERTEs y una eficaz regulación del teletrabajo.

02/09/2020 |

Imagen noticia

Andalucía continúa recogiendo la mayor parte del paro estatal: el 25,18% de los parados son andaluces, porcentaje que se reduce levemente con respecto al del mes anterior (25,40%).

El 9,30% de los desempleados andaluces son menores de 25 años, proporción que se eleva  dos décimas con respecto a la del mes pasado (9,12%). La economía andaluza tiene que dar mayor protagonismo a nuestros jóvenes, apostando por un empleo de calidad para ellos que les permita poner en valor su talento, su conocimiento y su elevado grado de formación. Andalucía debe ser ejemplo de una juventud con futuro.

Las trabajadoras andaluzas en paro ven nuevamente aumentado su peso relativo (58,25%), entre el conjunto de desempleados respecto al mes anterior (58,13%). La igualdad real entre trabajadores y trabajadoras tiene que pasar, de una vez por todas, del papel a la realidad. Con este claro objetivo este mismo verano hemos firmado, junto con CCOO y el Ministerio de Igualdad, un Acuerdo para el desarrollo de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres en el trabajo.

El paro entre los trabajadores extranjeros se ha reducido un 7,24%. A su vez, en términos interanuales se ha producido un aumento del 48,66%, porcentaje tres puntos superior al obtenido por el Estado (45,76%) y que no deja de crecer de forma continuada con respecto a los meses anteriores. Desde UGT Andalucía queremos dar visibilidad al trabajo desarrollado por este colectivo y resaltar la esencialidad del mismo, como así hemos hecho a través del Foro para la integración Social de los inmigrantes.

Los servicios continúan recogiendo a más del 65% de nuestros parados (65,43%). Durante este mes, el paro se ha visto reducido solo en la agricultura, aunque con la suficiente fuerza como para neutralizar el incremento del paro registrado en el resto de sectores  y en el colectivo de trabajadores sin empleo anterior.

Por provincias, el desempleo ha aumentado en todas menos en Huelva (-8,78%) y en Almería (-1,63%), concentrándose dichos descensos en el sector agrícola.

En agosto se realizaron 66.039 contratos menos que en el mes anterior, lo que supone un importante descenso  del 20,37%. Además, la contratación temporal sigue suponiendo prácticamente la totalidad de los contratos registrados: el 95,32% de los contratos fueron temporales.

Los ERTEs son el elemento fundamental sobre el que se está intentando llevar a cabo este proceso de hibernación del conjunto de la economía hasta que esta se recupere o la pandemia acabe de una vez por todas. Por este motivo, es fundamental prorrogar el actual acuerdo hasta final de año e ir analizando la evolución de la situación durante el último trimestre del año, tanto desde el punto de vista sanitario, como social, laboral, institucional y económico. A día de hoy, aunque la reincorporación a los puestos de trabajo está avanzando según lo previsto, aún tenemos casi 120.000 trabajadores afectados por un ERTE en Andalucía, el 93% de ellos en ERTEs por fuerza mayor.

Por último, agosto ha elevado, aunque también muy levemente (0,62%),  la afiliación a la Seguridad Social. La tasa interanual (-3,01%) vuelve a situarse en porcentajes negativos aunque inferiores a los obtenidos en los meses anteriores.

Analizados los datos de agosto, debemos continuar apostando por la defensa del empleo y poner en valor que, aunque de manera muy reducida, el paro en nuestra Comunidad Autónoma ha descendido mientras que en el conjunto del Estado ha vuelto a aumentar. Aún así, este dato esperanzador no puede servir para ocultar que este descenso del paro es solo fruto de las campañas agrícolas ni que, a día de hoy, registramos 200.000 parados más que hace justo un año.

Los próximos meses deben encararse como una oportunidad histórica para demostrar a los defensores de la economía neoliberal que es posible superar una crisis económica mediante políticas que den prioridad a las personas.

Hay que aprovechar el arranque de la economía para impulsar el ansiado cambio de modelo productivo sustentado en el desarrollo industrial, la diversificación turística y el impulso de la I+D+i. También, reformar nuestro mercado laboral haciendo del mismo un paradigma de empleo estable, con derechos, con un fácil acceso a una formación de calidad y capaz de erradicar la precariedad y la siniestralidad laboral de nuestro día a día.

Es necesario dar un nuevo impulso a las medidas de refuerzo de nuestro modelo de protección social, garantizando unas pensiones dignas para nuestros mayores, unos servicios de atención de calidad para las personas dependientes y un fácil acceso a prestaciones como el Ingreso Mínimo Vital o la Renta de Inserción Social. Avanzar en la igualdad real, erradicando cualquier tipo de discriminación, sea del origen que sea y en cualquiera de sus magnitudes, debe ser otra prioridad.

Para UGT Andalucía, tenemos que reconstruir a mejor. La Andalucía del futuro a medio y largo plazo no puede estar sustentada sobre los tambaleantes cimientos actuales que han propiciado un desorbitado avance de la desigualdad social registrado durante los últimos años. Para crecer, es imprescindible hacerlo sobre un modelo de sociedad más justo, solidario y sostenible y con la suficiente fortaleza como para hacer frente, con garantías de éxito, a retos como el desafío tecnológico, el cambio climático o, en el más corto de los plazos, la gestión de la actual crisis sanitaria.