El mercado laboral paga las consecuencias del bloqueo político

El mercado laboral paga las consecuencias del bloqueo político

El paro se incrementa en 23.759 personas (3,11%) y se sitúa en 787.114 desempleados. Baja, con respecto a hace un año en 28.338 trabajadores (-3,48%), superior al descenso registrado en el conjunto del Estado (-2,37%). Andalucía no puede permitirse el lujo de registrar estos incrementos del paro. Andalucía comienza la parte final del año liderando el paro estatal: el 24,77% de los parados del Estado son andaluces, porcentaje que se mantiene prácticamente constante con respecto al del mes anterior (24,79%). Andalucía continúa siendo la gran olvidada por las políticas sociolaborales que, teóricamente, debían comenzar a acabar con la deuda histórica que el Estado mantiene con nuestra tierra.

05/11/2019 |

Imagen noticia

El 8,83% de los desempleados son menores de 25 años, proporción que se eleva 4 décimas sobre la del mes pasado (8,46%). Nuestros jóvenes siguen siendo la cara más visible de la precariedad imperante en el mercado laboral andaluz.

Las trabajadoras andaluzas en paro reducen levemente su peso relativo (59,48%), entre el conjunto de desempleados de nuestra Comunidad Autónoma, con respecto al mes anterior (59,80%). La implantación de los planes de igualdad en las empresas, y su posterior seguimiento, debe ser una obligación real para todas nuestras empresas.

El paro entre los trabajadores extranjeros se ha incrementado también de manera significativa (3,34%). En el décimo mes del año, el aumento interanual ha sido del 0,92%, superior al del Estado (0,23%).

El sector servicios continúa recogiendo a más del  65% de nuestros parados (66,79%). Durante este mes, el paro solo se ha visto incrementado en todos los sectores y por provincias, el desempleo ha crecido en todas ellas excepto en Almería (-3,46%).

En octubre se realizaron 39.260 contratos más que en el mes anterior, lo que supone un repunte del 8,70%. A pesar de ello, la contratación temporal sigue acaparando prácticamente la totalidad de los contratos registrados: el 94,06% de los contratos fueron temporales.

32 de cada 100 desempleados andaluces han agotado sus prestaciones. El Sistema Público de Prestaciones por Desempleo está totalmente alejado de la realidad laboral y del empleo español, por lo que precisa de una inmediata extensión de la protección por desempleo

Por último, el antepenúltimo de los meses del año ha servido para que se incrementa, en un 0,81%,  la afiliación a la Seguridad Social. La tasa interanual (2,81%) se mantiene por encima de la estatal (2,30%), aunque en ambos casos se han visto reducidas.

Analizados los datos de octubre, valoramos muy negativamente el incremento del paro, que sigue empeorando a pesar de las subidas en la contratación y en las afiliaciones a la Seguridad Social. Andalucía precisa, de manera urgente, de un amplio compromiso, por parte de todos los agentes sociales y económicos, para volver a situar al empleo de calidad como base sobre la que cimentar el modelo de sociedad andaluza.

El próximo domingo los trabajadores estamos llamados nuevamente a las urnas y debemos responder a dicho llamamiento para, con nuestro voto, ayudar a la conformación de un Gobierno progresista capaz de abordar las principales reivindicaciones de nuestro Sindicato:

Trabajar para construir un Nuevo Contrato Social en España en el que los derechos sociales fundamentales tengan prioridad sobre las libertades económicas.

Acabar con la precariedad laboral, luchar contra la pobreza y evitar la fragmentación social generando empleo de calidad, decente, seguro, estable, bien pagado y enriquecedor

Dotar al conjunto del Estado, especialmente a las zonas más debilitadas en esta materia, de una base industrial sólida y tecnológicamente avanzada, que nos haga avanzar en términos de competitividad exterior

En definitiva, desde UGT Andalucía apostamos por la búsqueda del pleno empleo, estable y con derechos, dotado de unos salarios suficientes para combatir las desigualdades, a través de una importante reducción de jornada que nos permita vivir mejor y canalizando la revolución tecnológica así como una correcta regulación de los mercados.