El teléfono de violencia intrafamiliar es el primer paso para desmantelar el concepto de la violencia machista en Andalucía

El teléfono de violencia intrafamiliar es el primer paso para desmantelar el concepto de la violencia machista en Andalucía

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy la puesta en marcha de un teléfono de Violencia Intrafamiliar, un servicio que fue presentado por la Consejera de Igualdad de la Junta de Andalucía en el Pleno del Parlamento del pasado mes de junio, que declaró que "atenderá cualquier violencia intrafamiliar que no tenga relación alguna con violencia machista".

11/09/2019 |

Imagen noticia

UGT Andalucía cree firmemente que esto es un primer paso para desmantelar el concepto de la violencia machista en Andalucía, y reducir los recursos de atención a las mujeres víctimas, puesto que lo que hace  la Junta de Andalucía es asumir el discurso de su socio de gobierno Vox, que manifiesta una y otra vez que la violencia no tiene género, chocando frontalmente con la realidad de lo que sí es la violencia machista y con la normativa aplicable al respecto.

Volver al concepto de violencia doméstica o violencia intrafamiliar es ignorar cuestiones determinantes que fundamentan la violencia contra las mujeres, que es quien la ejerce, los hombres, contra quien se ejerce, contra las mujeres y las razones por las que se ejerce: por el mero hecho de ser mujeres.

Que el Gobierno de la Junta comparta un discurso misógino que entiende que se penaliza a los hombres en el tratamiento de la violencia machista actual, es tomar una posición política que niega lo evidente, en primer lugar las estadísticas: quienes son los que asesinan y violan, y quienes son las asesinadas y violadas. Y por otro lado, también se obvian todas las investigaciones y reivindicaciones sobre la desigualdad y la violencia contra las mujeres, con base científica e histórica.

Por todo esto UGT Andalucía manifiesta que el Gobierno de la Junta está actuando con una clara intencionalidad de mantener  e incluso invisibilizar esta lacra que atenta contra la integridad física y psíquica de la mitad de la población sobre la que gobierna.

Por mucho que la consejera mantenga en sus declaraciones que el teléfono de violencia intrafamiliar no sustituirá al de violencia machista, UGT Andalucía entiende que no hay cabida para el primero, ya que la Junta de Andalucía ya tiene teléfonos de atención al maltrato y abuso infantil, de maltrato a mayores y de violencia juvenil, por lo que desde nuestra Organización no entendemos la duplicidad de servicios de atención, puesto que todos los casos de violencia intrafamiliar, es decir, la que se da en el ámbito de la familia cuando no es violencia de género, ya están lo suficientemente cubiertos.

Por todas estas razones UGT Andalucía denuncia que esta actuación de la Consejería de Igualdad es un paso marcado por la ultraderecha, cuya intencionalidad es confundir a la ciudadanía sobre lo que es violencia machista,  retroceder en las políticas dirigidas a combatir la violencia contra las mujeres y reducir los recursos de atención a las víctimas.