UGT Andalucía pide al Gobierno Andaluz que por lealtad institucional frene la convalidación del Decreto de desregulación de la actividad productiva

UGT Andalucía pide al Gobierno Andaluz que por lealtad institucional frene la convalidación del Decreto de desregulación de la actividad productiva

Según el secretario de Política Institucional de UGT Andalucía, Raúl García Romos, "en un momento de cuasi colapso de la actividad de los órganos y organizaciones que conforman el tejido social y económico de la comunidad y del propio Gobierno, no es momento de convalidar por la vía rápida una norma de tanto de calado".

20/03/2020 |

Imagen noticia
Para UGT Andalucía, el Decreto de simplificación de la regulación para el fomento de la actividad productiva en Andalucía no deja de ser una receta neoliberal que pretende la desregulación en favor de la actividad empresarial y en detrimento de los trabajadores y trabajadoras, con medidas como la liberación de horarios comerciales, la desprotección del medioambiente o el fomento de la construcción indiscriminada.
 
"Desde UGT Andalucía siempre hemos defendido que hay que facilitar trámites pero no desregularizar ya que la regulación es una de las pocas armas de seguridad jurídica con la que cuentan las personas, ya sean trabajadoras o no", ha señalado García Romo.
 
"La negociación de esta norma sólo con el sector privado y empresarial, sin contar con el resto de agentes económicos y sociales y la vía rápida del Decreto Ley para su publicación parece que al Gobierno no le ha parecido suficiente menosprecio para los representantes de los trabajadores y trabajadoras y del resto de entidades sociales que componen el tejido productivo andaluz sino que ahora pretende su convalidación a través de la Diputación Permanente del Parlamento, que aunque con competencia para hacerlo, no deja de ser un órgano provisional", ha dicho el responsable sindical. 
 
Según Raúl García Romo, "exigimos a la Presidenta del Parlamento que dé marcha atrás en la convocatoria de dicha Diputación Permanente en la que se pretende convalidar el Decreto y, dada la importancia del asunto, posponer su tramitación hasta pasada la crisis provocada por el COVID-19 que tanto nos preocupa y ocupa a todos".
 
"El Gobierno ha planeado esta norma a escondidas y pretende aprobarla del mismo modo aprovechando el momento de confusión que vive Andalucía, por lo que le exigimos lealtad institucional y la convocatoria, en cuanto las circunstancias lo permitan, de una mesa de diálogo social realmente sincera y efectiva en la que se traten todos los temas pendientes que afectan a la clase trabajadora y al resto de ciudadanos y ciudadanas, como el que hablamos, y que no pueden esperar más. Obligarnos a seguir el criterio del Gobierno no es diálogo social, es una forma moderna de caciquismo, agravado en este caso mucho más por el oportunismo de la situación que pretenden aprovechar para su puesta en marcha", ha concluido García Romo.