Cuatro años después volvemos a registrar una tasa de inflación negativa

Cuatro años después volvemos a registrar una tasa de inflación negativa

El descenso en los precios de los carburantes y el abaratamiento de la factura de la luz hacen descender la interanual jiennense hasta el -0,8% Según los datos oficiales hechos hoy públicos por el INE, la economía jiennense afronta la crisis del coronavirus elevando los precios en el pasado mes de abril (0,5%), una décima superior al de Andalucía (0,4%) y dos décimas superior al del conjunto del Estado (0,3%). Así, Jaén obtiene una tasa interanual de inflación del -0,8%, dos décimas inferior a la de Andalucía (-0,6%) y una décima inferior respecto al conjunto del Estado (-0,7%) y la menor registrada en los últimos cuatro años, teniendo que retroceder hasta junio de 2016 (-1,0%) para encontrar una inflación menor.

14/05/2020 |

Imagen noticia

Por grupos, Vestido y calzado (13,4%), inmersa en la nueva temporada de moda, junto con Alimentos y bebidas no alcohólicas (1,2%), dado el desmesurado encarecimiento de productos como las legumbres y hortalizas frescas o, en menor medida, el pescado fresco y congelado. Por el contrario, Transporte (-3,8%), Vivienda (-2,5%) y Comunicaciones (-0,2%) han sido los únicos grupos con descensos de precios este mes debido, sobre todo, al abaratamiento de los carburantes y del precio de la luz.

Durante el último año, solo ha descendido el precio en Vivienda (-8,0%), Transporte (-7,9%) y en el grupo Ocio y cultura (-0,9%). En sentido contrario, el incremento de precios más importante ha sido el dado en Alimentos y bebidas no alcohólicas (3,9%).

Por provincias, durante el pasado mes de abril, los precios se incrementaron en todas ellas, siendo Cádiz (0,7%) la que presentó el mayor incremento de precios. En sentido contrario, son de destacar los leves aumentos en el nivel general de precios obtenidos en Huelva y en Málaga, en ambos casos de solo dos décimas.

A lo largo del último año, los precios se redujeron en las ocho provincias andaluzas, siendo los descensos más destacados  los  registrados  en  Granada y Jaén (ambas -0,8%), mientras que en Cádiz (-0,4%) y en Almería  (-0,5%) se dieron los menores abaratamientos de precios con respecto a abril de 2019. De esta forma, las diferencias interprovinciales se mantienen constantes en las cuatro obtenidas el mes pasado.

En cuanto a los alimentos, en el cuarto mes del año, las legumbres y hortalizas frescas (10,6%) y el pescado fresco y congelado (3,6%) han registrado los mayores incrementos de precios. En sentido contrario, solo se abarataron los precios de la carne de ovino (-2,2%) y, en menor medida, la carne de porcino (-0,2%) y el pan (-0,1%).

En términos interanuales, las frutas frescas (17,9%), el pescado fresco y congelado (9,2%), el azúcar (8,5%) y la carne de porcino (8,2%) han sido los productos más inflacionistas. En sentido contrario, solo los aceites y grasas (-7,6%) fueron los únicos alimentos con bajadas de precios a lo largo de los últimos doce meses.

Otras cuestionesque, además del IPC, afectan a nuestro poder adquisitivo de forma importante:

  • Los carburantes, en sus distintas modalidades, vieron reducidos sus precios de forma constante durante el pasado mes de abril. El diesel, por ejemplo ha pasado de 1,049 € al finalizar el mes de marzo, a terminar abril en 0,984 €, el valor más bajo de todo el mes.
  • El Euribor a un año, mantiene la senda alcista iniciada el mes pasado y se sitúa en -0,108. De esta forma, después de muchos meses sin hacerlo, pasa ahora a superar el valor que registrara hace justo un año, en abril de 2019 cuando marcó un -0,112. Por lo tanto, las revisiones de las cuotas de los préstamos hipotecarios, en esta ocasión, serán al aza suponiendo un nuevo problema para las dañadas economías domésticas.
  • Por el contrario, el recibo de la luz baja a pesar del incremento del 20% en el consumo provocado por el confinamiento. Durante abril, el coste de la factura eléctrica se redujo un 12%, lo que para un consumidor medio se traduciría en un ahorro en la factura de en torno a los 24 €.

En definitiva, desde UGT Jaén queremos ser muy cuidadosos a la hora de valorar los datos publicados hoy. Resulta evidente que el nivel general de precios es un claro reflejo de la difícil situación económica que atravesamos en la actualidad debido a la aparición de la pandemia del coronavirus, al Estado de Alarma y a la paralización de gran parte de la actividad económica. Aún así, es nuestra obligación denunciar el incremento de precios que tenemos que sufrir las economías domésticas en productos tan esenciales como los alimentos de primera necesidad y que no responden más que al desmesurado afán de lucro de las grandes cadenas alimenticias.

En sentido contrario, sin duda, la reducción de los precios de los carburantes y del coste de la energía eléctrica está siendo un importante alivio para los trabajadores jiennenses, sobre todo teniendo en cuenta el importante incremento del consumo de la luz, en torno al 20%, ocasionado por el largo periodo de confinamiento.

De esta crisis tenemos que salir todos juntos, sin dejarnos a nadie atrás y salvaguardando el poder adquisitivo de las familias jiennenses. Para ello, es imprescindible dotar de la mayor celeridad posible la tramitación de los ERTEs y del cobro de las prestaciones por desempleo a ellos asociadas, al tiempo que poner ya en marcha, de una vez por todas, la Renta Mínima Vital. El consumo interno es un elemento fundamental de nuestro PIB y, por ello, cuanto menos caiga el poder adquisitivo de los trabajadores durante todo este periodo más rápida y menos dificultosa será la reactivación y recuperación de la economía.